El presidente Martín Vizcarra dio su discurso ante los voceros de las bancadas y los ministros, sin invitados y con pocos aplausos. El lunes 3, el Gabinete deberá retornar al Parlamento para solicitar el voto de confianza. (Foto: Presidencia)
El presidente Martín Vizcarra dio su discurso ante los voceros de las bancadas y los ministros, sin invitados y con pocos aplausos. El lunes 3, el Gabinete deberá retornar al Parlamento para solicitar el voto de confianza. (Foto: Presidencia)
Jonathan Castro

El último mensaje ante el Congreso del presidente tuvo varios hechos atípicos no solo en la organización, sino también en los gestos. En años anteriores, el mandatario anunció la convocatoria de referéndum –en el que se preguntó sobre la prohibición de reelección de congresistas– y propuso el adelanto de elecciones, hechos que generaron tensiones con el Legislativo. Esta vez, Vizcarra llamó a unirse al Pacto Perú.

MIRA: Martín Vizcarra: ¿su mensaje por Fiestas Patrias fue el más largo de las últimas dos décadas?

“Vamos a convocar a representantes de cada uno de los partidos políticos”, señaló el mandatario. Este nuevo espacio de diálogo tendrá cinco ejes de base: la construcción de un sistema unificado de salud, garantizar la calidad y reducir las brechas en educación, el crecimiento económico sostenible, la continuidad de la reforma política y del sistema de justicia, y la lucha contra la pobreza.

El objetivo de este pacto será sentar los acuerdos mínimos para enmarcar el debate de la próxima campaña electoral. Vizcarra no aclaró si este foro reemplazará al Acuerdo Nacional, espacio reactivado durante el estado de emergencia.

En la primera parte del mensaje, Vizcarra enumeró las crisis que le tocó afrontar: la política, en medio de la cual asumió la presidencia; la de corrupción, a raíz del caso de los audios del Consejo Nacional de la Magistratura; la de gobernabilidad, que originó el cierre del Congreso; y la de la pandemia, que ha generado pérdidas humanas y económicas al país. “En este período hemos enfrentado juntos crisis complejas, nunca vistas en otros gobiernos”, dijo.

Sobre la reforma judicial y política, Vizcarra recordó que la Junta Nacional de Justicia suspendió de sus funciones a fiscales y jueces supremos “por estar incursos en presuntas irregularidades”. Acto seguido, enumeró los avances en la reforma política, e indicó que ese trabajo debe continuar. “Tenemos la obligación de avanzar con las reformas, para que la inmunidad no sea nunca más sinónimo de impunidad, para que no postulen a los cargos públicos los condenados por delitos dolosos”, dijo.

Pese a que se suspendieron las elecciones primarias, Vizcarra indicó que no se debe desistir en buscar mecanismos para la participación de candidatos idóneos.

Anuncios ante la crisis

Al empezar su mensaje, el presidente Martín Vizcarra pidió un minuto de silencio por los peruanos que fallecieron a causa del COVID-19 en los últimos meses. La pandemia marcó el tono del mensaje y de la organización de unas atípicas.

Por la mañana, monseñor Carlos Castillo ofició la Misa y Te Deum de Fiestas Patrias ante un templo vacío. El mandatario y la primera dama Maribel Díaz siguieron la transmisión desde la capilla de Palacio de Gobierno. Los ministros de Estado y congresistas también lo hicieron de forma remota.

En su discurso, los anuncios relacionados con la crisis sanitaria y económica fueron los más relevantes (ver páginas 6, 7, 8 y 10). Vizcarra señaló que el proyecto de presupuesto del próximo año –que se presentará en agosto– incluirá una partida de casi S/20 mil millones destinada principalmente al primer nivel de atención.

“Destinaremos la mayor inversión de salud de la historia”, indicó. Este año, el presupuesto modificado de Salud, en los tres niveles de gobierno, alcanza casi S/23 mil millones.

Vizcarra criticó la fragmentación del aparato de salud, e indicó que uno de los retos del bicentenario es construir un sistema público unificado. Además, indicó que se ha desarrollado un plan en salud mental comunitaria para ampliar la cobertura de servicios.

MIRA: Mensaje de Vizcarra debió incluir más acciones claras de lucha anticorrupción, según especialistas

Vizcarra también anunció que se dará un segundo bono de S/760 para 8,5 millones de hogares, que se entregará entre agosto y octubre, para que las familias puedan mitigar las consecuencias de la cuarentena. Esto demandará una inversión de S/6.400 millones.

En otros temas sociales, indicó que se establecerá una pensión de orfandad para los menores que perdieron a sus padres a consecuencia de la pandemia. Esta será de S/200 y se pagará hasta que los beneficiarios alcancen la mayoría de edad.

Además, el mandatario indicó que varios proyectos de la cartera de inversiones se realizarán a través de la modalidad de Gobierno a Gobierno, tal como se hizo con los Juegos Panamericanos. Entre ellos estarán las líneas 3 y 4 del metro de Lima, con una inversión de más de S/30.000 millones; al igual que la Carretera Central, la construcción de 75 colegios, por S/3.000 millones; 44 hospitales, por S/3.000 millones; y 24 proyectos de saneamiento y agua potable, por S/5.000 millones.

Asimismo, el Ejecutivo presentará ante el Congreso un proyecto de ley para otorgarle facultades especiales a Cofopri, con el objetivo de formalizar un millón de títulos de propiedad.

Por último, anunció que la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas continuarán trabajando de forma conjunta en el patrullaje callejero hasta fin de año.

VIDEO SUGERIDO:

Martín Vizcarra: "Quiero convocar a todas las fuerzas políticas a construir el Pacto Perú"