Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Especiales

“La suspensión de Tía María en lugar de apaciguar los ánimos los ha exacerbado”

Miguel Román Valdivia

“La decisión que ha tomado el Consejo de Minería tiene más una connotación política”, dijo el congresista Román. (Foto: Alessandro Currarino/ El Comercio)

GEC

El congresista Miguel Román Valdivia (Acción Popular), quien volverá a dirigir la Comisión de Energía y Minas del Parlamento, afirmó que no existe otro camino para superar la tensión en Arequipa “que no sea anulando la licencia de construcción” del proyecto minero Tía María. Agregó que la confianza entre el Ejecutivo y las autoridades arequipeñas “se debe haber resquebrajado”.

— El jefe del Gabinete Ministerial, Salvador del Solar, aseguró que hubo deslealtad de las autoridades de Arequipa con el presidente Vizcarra por la filtración de parte de la conversación que tuvieron sobre el proyecto Tía María. ¿Usted cómo evalúa esta situación?
El hecho en sí yo creo que no es correcto, yo creo que si hay una reunión que tiene carácter de reservado debiera quedarse ahí. Lamentablemente, no ha sido así, ha habido alguien que grabó indebidamente.

— ¿La confianza entre el Ejecutivo y las autoridades de Arequipa se ha perdido tras la difusión de este audio?
Puede que sí, se debe haber resquebrajado un poco la confianza mutua que tenía que haber entre ellos. Ahora más allá del cuestionamiento al hecho en sí, todos consideramos que no es correcto, que es negativo hacer este tipo de grabaciones no autorizadas, más allá de eso está el hecho concreto de lo que ha pasado y de lo que se ha escuchado en este audio, esto sí a muchos nos preocupa.

— El Consejo de Minería suspendió por 120 días la licencia para Tía María. ¿Cree que hubo una injerencia del presidente Martín Vizcarra en esta medida?
Pienso que sí hubo algún tipo de injerencia porque siento que esta decisión que ha tomado el Consejo de Minería tiene más una connotación política. De lo que he podido averiguar en los últimos años nunca el Consejo de Minería había emitido un auto suspendiendo un proceso, esto no ha ocurrido, parece ser que más que una decisión con la legalidad suficiente ha sido una medida de contenido político.

— ¿Por qué cree que el Ejecutivo aprobó la licencia de Tía María, si semanas después, por lo expresado por el presidente Vizcarra en el audio filtrado, daría un paso atrás?
Esa es la gran pregunta. Después de haber escuchado el audio siento una enorme decepción y creo que nos muestra con claridad la incompetencia del gobierno. Y uno se pregunta, ¿si el presidente de la República en su fuero interno pensaba así, por qué otorgó esa licencia de construcción a sabiendas que este hecho iba a generar un conflicto? No se entiende. Fuimos muchos lo que dijimos que no era el momento adecuado para otorgar esta licencia de construcción, el gobierno no había hecho ningún trabajo de socialización, no se acercó a la población ni explicó las implicancias del proyecto. Estaba cantado que la licencia iba a generar un enorme conflicto.

— El Consejo de Minería aún tiene que resolver el pedido de anulación de Tía María formulado por el gobierno regional de Arequipa. ¿Tiene la credibilidad para pronunciarse sobre el fondo del proyecto?
Yo creo que sí, a mí lo que me inquieta mucho son los tiempos que se quiere tomar el Consejo de Minería, parece ser que no toman en consideración la situación grave y de tensión que se está viviendo en la zona. Quieren demorar todo el tiempo del mundo, no quieren apresurar las cosas, necesitan darle prioridad al tema para que lo más pronto posible pueda hacer la vista de la causa y resolver el tema de fondo. [Se debe conocer] de una vez por todas si se anula o no la licencia de construcción, no pueden dejarnos en esta incertidumbre que lo único que genera es un mayor conflicto en la zona.

— ¿Los ministros de Economía y Finanzas, Carlos Oliva, y de Energía y Minas, Francisco Ísmodes, deben dar un paso al costado?
Después de haber escuchado al presidente de la República, yo pienso que ellos deben estar evaluando esa posibilidad. Hemos visto a los ministros [Oliva e Ísmodes] defender con tanto entusiasmo el otorgamiento de la licencia de construcción [para Tía María], pero vemos que el presidente piensa otra cosa. Ellos están totalmente descolocados dentro del Gabinete, imagino que están pensando [en renunciar].

— ¿El Congreso debe interpelar a Ísmodes y a Oliva?
Hay un pedido de interpelación al ministro de Energía y Minas, no sé si va a prosperar o no. De no ser así, al menos nosotros si consideramos que el ministro tendría que dar explicaciones del tema en la Comisión de Energía y Minas. Inmediatamente después de que se constituya [el grupo] tendríamos que convocarlo no solo a él, pienso que también debe explicar la suspensión el presidente del Consejo de Minería. Si lees el auto más están apelando a las dificultades, a la situación crítica de la zona, no a una base legal.

— Las protestas contra Tía María continúan. ¿La suspensión para sentarse a dialogar no es suficiente?
Definitivamente, no y eso lo sabíamos y lo conocía también el gobierno. Si el gobierno pensaba que dando esta suspensión iba a poder apaciguar la situación en la zona, está totalmente equivocado, totalmente de espaldas a la realidad. Hemos llegado a un nivel de tensión que no hay otra manera de poder salir de este que no sea anulando esa licencia de construcción. Tengo la esperanza de que si se anulara esa licencia de construcción se pueda generar espacios de diálogo. La suspensión ha tenido el efecto contrario: en lugar de apaciguar los ánimos los ha exacerbado.

— Usted ha sido alcalde de la provincia de Islay durante 14 años. ¿Tiene viabilidad el proyecto Tía María?
Puede ser, es un tema que hay que evaluarlo ante la propuesta de un proyecto de esta magnitud que podría traer beneficios y generar desarrollo importante en el sur [del país]. Se debe analizar en profundidad. El gobierno nunca generó espacios de diálogo, no podemos pretender tener un respaldo de la población si antes no hubo este trabajo de poder llegar a ellos, tratar [el proyecto minero] en términos sencillos y claros. Si no se logra eso, no hay forma. Y ese ha sido un error que lo comete cada gobierno, en el 2011 hubo un problema igual y el Ejecutivo tuvo que retroceder, lo mismo en el 2015. ¿Después de este retroceso qué pasó? Nada, el gobierno se cruzó de brazos hasta el día de hoy y entrega una licencia de construcción. ¿Qué pretendía? ¿Qué lo aplaudan? No hay forma, si no hizo su trabajo de socializar el proyecto y disipar las dudas, entonces no puede avanzar.

— ¿La empresa Southern debe realizar un nuevo Estudio de Impacto Ambiental (EIA) sobre Tía María?
Ese es un tema más técnico que lo tendría que decir el Ministerio de Energía y Minas, ellos tendrían que evaluarlo. También el Ministerio del Ambiente. Recuerdo que hace unos años hubo una intervención de la UNOPS (Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos) que encontró más de 130 o 140 observaciones al EIA, que hizo que se cayera el tema. Se dice que la empresa ya levantó todas esas observaciones. Tal vez lo ideal hubiera sido que la propia UNOPS nuevamente revise el tema para darle mayor confiabilidad al estudio.

— ¿Cuál es la salida que propone?
A estas alturas del partido preguntar sobre si el proyecto debe ir o no, si el proyecto es bueno o mal, ya no estamos en ese momento. Ahora ante la situación crítica que hay lo único que queda, le guste o no al gobierno, es anular esa licencia de construcción que permita recobrar la tranquilidad que permita que vuelva la paz social y luego de eso empezar de verdad un proceso de diálogo. Y ante el entrampamiento, que tiene más de 10 años, nosotros hemos propuesto que se haga un referéndum en la zona, para que finalmente sea la población la que tome la decisión. Y que el resultado sea respetado por todas las partes.

— ¿El rechazo al proyecto Tía María es porque lo ejecuta la empresa Southern?
Hay también una dosis de rechazo a la propia empresa por sus actitudes de soberbia, por las muertes que ha habido, entonces el enfrentamiento, todo eso le pasa factura a la empresa y si a eso le añades los antecedentes no tan felices que tiene la minera, pues entonces hace que no sea la mejor ahí. Una de nuestras sugerencias va por ese camino, o referéndum o que la empresa evalúe dejar el proyecto, que venda la concesión a otra empresa con mejores antecedentes y que tenga una mejor manera de relacionarse con la población.

— Usted, en lo personal, ¿está a favor de que se ejecute Tía María?
Siento que es un proyecto interesante que tendríamos que revisarlo bien. Yo también soy de la zona y tengo dudas que sería bueno aclarar. La población está preocupada por lo ambiental, si [el proyecto] puede congeniar con la actividad agrícola, pero eso se conversa sentado en la mesa, pero para lograr eso hay que generar condiciones y, lamentablemente, el gobierno nunca ha trabajado para ello.

El dato
El congresista Miguel Román Valdivia ha sido alcalde de la provincia de Islay (Arequipa) en cuatro oportunidades entre 1998 y 2014. Conoce de cerca el conflicto por Tía María.

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ