Ollanta Humala y Nadine Heredia son investigados por el fiscal Germán Juárez por lavado de activos y asociación ilícita para delinquir, al supuestamente no declarar donaciones para las campañas a las elecciones presidenciales de 2006 y 2011.(Foto: Archivo El Comercio)
Ollanta Humala y Nadine Heredia son investigados por el fiscal Germán Juárez por lavado de activos y asociación ilícita para delinquir, al supuestamente no declarar donaciones para las campañas a las elecciones presidenciales de 2006 y 2011.(Foto: Archivo El Comercio)

La ex primera dama cuestionó la demora del Tribunal Constitucional (TC) en resolver el recurso de hábeas corpus que interpuso junto a su esposo, el ex presidente , para dejar sin efecto la orden de prisión preventiva que pesa sobre ambos por el Caso Odebrecht.

“Difícil entender la demora del Tribunal Constitucional que debiera zanjar con el uso abusivo y excesivo de las presiones preventivas que sufren muchas familias en el Perú, mientras ven la tolerancia con quienes sí delinquieron. Sobre quienes hay pruebas y rutas de dinero”, escribió en su cuenta de Twitter.

Heredia Alarcón indicó que si la justicia es igual para todos y sin consignas políticas, todos los políticos que han sido señalados por el ex representante de Odebrecht en el Perú Jorge Barata de haber recibido aportes de la firma brasileña, “deberían estar con prisión preventiva mientras se les investiga”.

“Si la justicia es igual para todos y no hay consignas políticas, todos los que han sido acusados por Jorge Barata deberían estar con prisión preventiva mientras se les investiga, como pasa con nosotros desde hace 9 meses; más aún si nosotros hemos demostrado nuestro arraigo”, sostuvo.

Nadine Heredia consideró lamentable que mientras se lleva a cabo la Cumbre de las Américas en el Perú, se mantenga en prisión al ex presidente Humala. Agregó que ni él ni ella tienen garantías constitucionales a la presunción de inocencia y derecho a la defensa.

Recordó que la fiscalía todavía no ha formulado acusación contra ellos por el presunto delito de lavado de activos a raíz de los presuntos aportes que recibió el Partido Nacionalista de parte del gobierno de Venezuela y de Odebrecht para las elecciones del 2006 y 2011, respectivamente.

El Tribunal Constitucional postergó para el 26 de abril la resolución del hábeas corpus de los Humala.