Acusación contra Alejandro Toledo fue enviada por el Equipo Especial Lava Jato a Estados Unidos. (Foto El Comercio)
Acusación contra Alejandro Toledo fue enviada por el Equipo Especial Lava Jato a Estados Unidos. (Foto El Comercio)
Karem Barboza Quiroz

El remitió a la Fiscalía de la Nación la acusación de 20 años y 6 meses que presentó días atrás contra el expresidente , para que sea enviada a Estados Unidos a fin anexarse al proceso de que se sigue en su contra en dicho país en el marco del.

Fuentes de El Comercio informaron que el documento fue remitido el último miércoles a la Unidad de Cooperación Judicial Internacional y de Extradiciones a fin de que sea traducido y remitido en valija diplomática a Estados Unidos.

MIRA: Alejandro Toledo: fiscalía solicita 20 años y 6 meses de prisión por Interoceánica

El documento será recibido por la fiscal federal norteamericana Elise Lapunzina, a fin de que esta lo presente como parte de la documentación que sustentará el pedido de extradición ante el juez Thomas S. Hixson del Distrito Norte de California.

Lapunzina, es la representante del Perú ante la justicia de Estados Unidos, donde se encuentra Toledo Manrique desde enero del 2017.

MIRA: Fiscal federal de EE.UU.: Tratado de Extradición “se aplica a fugitivos como Alejandro Toledo”

En julio pasado, la Corte Federal de California inició el análisis del pedido de extradición contra el exmandatario que formuló el Perú en mayo del 2018. Este pedido, cabe recordar, también produjo la detención preventiva de Toledo Manrique en julio del 2019, quien logró salir bajo arresto domiciliario en marzo de este año.

El proceso de extradición es por los delitos de colusión, tráfico de influencias y lavado de activos.

Fue precisamente el delito de tráfico de influencias y la falta de acusación lo que fue cuestionado por el abogado Graham Archer, defensa de Toledo, ante el juez federal Hixson.

Dichas alegaciones fueron rechazadas días atrás por la fiscal Lapunzina quien, a través de un escrito remitido ante el juez Hixson, defendió el pedido de extradición formulado por nuestro país.

Ahora, con la acusación formulada y la precisión de los delitos contra Toledo (colusión y lavado de activos) el proceso no podría ser cuestionado por detalles de forma o incumplimiento del Tratado de Extradición entre Perú y Estados Unidos.

-Cargos precisos-

A inicios de agosto, según documentación diplomática a la que accedió El Comercio, se envío a EE.UU. un informe del fiscal del Equipo Especial Lava Jato, José Domingo Pérez, en el que aclaraba diversos aspectos respecto a la investigación preparatoria que se le seguía hasta ese momento, a Toledo Manrique.

Uno de los principales argumentos explicados por el fiscal fue respecto a la potestad de la fiscalía para concluir la investigación preparatoria.

Fiscalía Peruana envió a inicios de agosto diversas precisiones ante las alegaciones de la defensa de Alejandro Toledo, en el marco del proceso de extradición. Acusación contra el expresidente también será enviada vía conducto diplomático.
Fiscalía Peruana envió a inicios de agosto diversas precisiones ante las alegaciones de la defensa de Alejandro Toledo, en el marco del proceso de extradición. Acusación contra el expresidente también será enviada vía conducto diplomático.


Otro aspecto, era precisamente la aclaración de que los cargos contra Toledo Manrique habían sido precisados adecuadamente.

No obstante, la acusación ya fue formulada y dentro de ella se ha establecido que los delitos por los que será procesado judicialmente el expresidente serán lavado de activos y colusión. Conclusión que se ha decidido alcanzar ante el juez norteamericano Thomas S. Hixson a fin de que tome conocimiento del proceso actualizado contra Toledo Manrique.

Fuentes del Ministerio Público explicaron a este Diario que la extradición de Alejandro Toledo se pidió hace más de dos años “con una calificación jurídica de hechos que era provisoria durante el desarrollo de la etapa de investigación”.

Sin embargo, esta puede cambiar de acuerdo al avance y la determinación del fiscal competente. Incluso, puede variar por disposición de los jueces de conformidad con el artículo 374. 1 del CPP.

Precisaron que “la acusación no determina un nuevo pedido de extradición por parte del Estado Peruano”, solo implica la obligación de comunicar a las autoridades norteamericanas que el proceso penal, al ser dinámico y en casi tres años, se avanzó hasta llegar a una nueva fase procesal luego de la finalización de la etapa de investigación.

Por tanto, reiteraron que “la posición de la fiscalía es que los hechos por los que se pidió la extradición se han acreditado totalmente para acusar a Toledo por los delitos de colusión y lavado de activos”.

Incluso, recordaron, respecto al tema de la tipificación, que Hamilton Castro, exintegrante del equipo especial, con la Disposición 13, del 5 de junio del 2017, ya había indicado que la calificación de tráfico de influencias era “alternativa”, por tanto, el núcleo de imputación de hechos está claramente motivado en la acusación sin que sea necesario sobreseimiento alguno.

Días atrás, la defensa de Toledo Manrique también había alcanzado a la Corte del Distrito de California, las declaraciones de diversos abogados, cuestionando el cumplimiento del Tratado de Extradición entre ambos países.

Escrito del abogado peruanos Roberto Su presentado ante el juez federal Thomas Hixson.
Escrito del abogado peruanos Roberto Su presentado ante el juez federal Thomas Hixson.
Escrito de la abogada peruana Zully Robles  presentado ante el juez federal Thomas Hixson.
Escrito de la abogada peruana Zully Robles presentado ante el juez federal Thomas Hixson.


Los escritos a su favor fueron presentados por su abogado peruano Roberto Su. Así como los abogados José Palomino Manchego, Zully Robles Apumayta y Moisés Aguirre Lucero.

VIDEO RECOMENDADO

Huerta sobre secuelas del covid-19 (América tv)