Las malas juntas, por David Rivera
Las malas juntas, por David Rivera
David Rivera

Christine Lagarde y Jim Yong Kim han decidido convocar a la prensa. La directora gerenta del y el presidente del están preocupados por los rumores que se han extendido durante la Junta de Gobernadores. 

La oficial de comunicaciones del FMI da inicio a la ronda de preguntas.

— Buenos días, Manuel Linares de “La Prensa”. Señora Lagarde, ¿en qué momento el FMI se volvió caviar?

— ¿Perdón?

— Publicaron un informe llamando la atención sobre la necesidad de reducir la .

— ¿Y eso que tiene que ver con ser caviar?

Intempestivamente se pone de pie Carlos Zambrano del diario “Negocios”. 

— Madame Lagarde, ¿el énfasis no debe estar en el crecimiento y en reducir la pobreza?

— Claro que sí. Pero lo que dice nuestra investigación es que menores niveles de desi-gualdad llevan a mayores tasas de crecimiento. Lo demuestra la experiencia internacional.

— Buenos días, Natalia Ramírez de Conecta Televisión.

—¿De qué grupo? Pregunta Lagarde. 

— De La Prensa.

— ¿Acá no tienen regulaciones contra la concentración?

Interrumpe un periodista.

— Señora Lagarde, con todo respeto, no creo todo lo que se dice de ustedes, pero eso de imponer regulaciones, mmm...

— Disculpe, ¿quién es usted?

— El columnista más leído de “El Campeón”, el diario más leído de Hispanoamérica.
Lagarde voltea a mirar a Kim. Luego lanza una pregunta a la audiencia, ¿ustedes no quieren entrar a la OCDE?

Natalia Ramírez retoma la palabra.

— ¿Y eso qué tiene que ver, Madame Lagarde?

— La OCDE le ha recomendado a Chile implementar una ley contra las concentraciones.

Silencio en la sala. Se pone de pie otro periodista.

— Alejandra Novoa de radio El Triunfo.

— ¿También del grupo La Prensa?

— No, no. Bueno, al menos por el momento.

— Continúe.

— Es para el presidente del Banco Mundial. Señor Kim, se dice que el BM anda coqueteando con radicales antisistema.

— ¿Cómo?

— Ahora les preocupan los impactos ambientales ¿no? Hasta condiciones ponen para financiar proyectos privados.

— Pero es una tendencia global. Cualquier inversión de un organismo multilateral analiza hoy los impactos ambiental y social.

— Entendemos. Pero también acaban de presentar un estudio que afirma que la reforma tributaria chilena, que aumenta los impuestos a los más ricos, particularmente al 1% de mayores ingresos, sí tendrá un importante efecto redistributivo.

— Cierto. Es el resultado del análisis de 14 expertos del Banco Mundial.

Luis Alberto Moreno, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), quien se ha sumado a la convocatoria para respaldar a sus homólogos, considera apropiado intervenir. 

— Disculpen. Creo necesario hacer algunas precisiones. Quisiera decirles que la economía no es una ciencia exacta, que el mundo va cambiando. Las ideas también. Que en ese sentido, vamos aprendiendo e incorporando nuevas variables en el análisis.

— A propósito, señor Moreno, interfiere Luis Manrique, de “La Conquista”. Su documento sobre desarrollo productivo, también ha sido catalogado de caviar en el Perú.

— Entiendo de esta conversación que caviar se refiere a alguien de izquierda ¿no?

— Digamos que de izquierda aggiornada.

— Ajá. ¿Y qué tiene de izquierda diversificar un país?

Lagarde no aguanta más y da por concluida la convocatoria. De salida, mirando de reojo a la oficial de comunicaciones que es peruana, pregunta en voz alta: ¿no que eran los mejores de la clase? Karla Chamán piensa en silencio: ay madame Lagarde, si le contara.

Quien no se resiste es Kim:

—Siempre desconfié de los chancones de la clase.

PD: Las situaciones y conversaciones han sido recreadas. Las referencias a políticas públicas son estrictamente reales.

MÁS EN POLÍTICA...