Módulos Temas Día

Más en Política

Osmán Morote, el cabecilla de Sendero que deja el penal de Ancón

El terrorista cumplirá arresto domiciliario en su vivienda de Chaclacayo como parte del proceso por el Caso Tarata

Osmán Morote

Osmán Morote recibió una pena de 25 años de cárcel por terrorismo y homicidio. (Foto: Rolly Reyna/ El Comercio)

Archivo El Comercio

Ha estado detenido desde 1988, pero ahora está a punto de dejar el penal de Ancón para cumplir arresto domiciliario en el marco del proceso por el Caso Tarata. Se trata del terrorista Osmán Morote, quien llegó a ser considerado el número 2 de Sendero Luminoso, detrás del cabecilla Abimael Guzmán.

Morote nació en Cusco el 15 de abril de 1945, tiene 73 años. El 11 de junio de 1988 fue detenido y encarcelado, y posteriormente condenado a 25 años de cárcel por terrorismo y homicidio.

Su excarcelamiento se enmarca en una primera decisión conocida a fines de mes pasado, la del Colegiado E de la Sala Penal Nacional. Este tribunal revocó —por exceso de carcelería— la orden de prisión preventiva para Morote y Liendo y la reformó por comparecencia con restricciones para ambos procesados por el Caso Perseo. Además, tomó en cuenta que los senderistas ya cumplieron las penas de 25 y 20 años, respectivamente, que se ordenaron en su contra. En el caso de Morote, fue el 12 de junio del 2013.

Asimismo, el Colegiado A de la Sala Penal Nacional decidió este martes que Morote y Liendo afronten otro proceso —el referido al juicio por el atentado en la calle Tarat, perpetrado en julio de 1992 con el saldo de 25 muertos— bajo arresto domiciliario. Con esa última decisión se confirma que Morote dejará la cárcel previo pago de S/ 10.000.

Al momento de su detención, en 1988, integraba el llamado Comité Regional Norte de Sendero Luminoso. Su hija Elena Morote Durand también fue acusada y condenada por terrorismo. Ella salió libre durante el gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006).

En una entrevista con el programa "Panorama" en el penal de Canto Grande en el 2003, donde entonces estaba recluido, se pronunció así sobre el accionar terrorista de Sendero Luminoso: “Política genocida, no. Errores, excesos, limitaciones, sí”.

Sobre el cabecilla Abimael Guzmán dijo: "Me sujeto plena y concientemente a su jefatura”. Incluso, aseveró: “No hemos renunciado a nuestra ideología, no hemos renunciado a nuestra política, no hemos renunciado a nuestro partido”.

En enero del 2013, el entonces procurador antiterrorista Julio Galindo informó que se había embargado, a favor del Estado, la casa del terrorista Osmán Morote en Chaclacayo. El bien inmueble le pertenecía a los padres del senderista, pero este lo heredó junto a sus tres hermanos. Galindo detalló que el bien inmueble, de unos 650 metros cuadrados, pertenecía a los padres del cabecilla terrorista, pero que al fallecer pasó a ser una herencia de este y sus tres hermanos. El procurador explicó que el Estado tomará posesión del área que le corresponde al terrorista o del valor de esta.

La fiscalía y la procuraduría piden la pena de cadena perpetua para Osmán Morote y la cúpula completa de Sendero Luminoso por el Caso Tarata.

(Fuente: Archivo El Comercio)

Tags Relacionados:

Sendero Luminoso

Osmán Morote

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada