Claves de la crisis que enfrenta a Flores y Castro en el PPC
Claves de la crisis que enfrenta a Flores y Castro en el PPC
Alejandro Cavero Alva

El martes la ex candidata presidencial sustentó ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) su recurso de apelación ante la negativa en primera instancia del organismo electoral para pronunciarse sobre la crisis del . El JNE había dicho que no podía ver el caso porque el pedido no llevaba la firma del personero de esta agrupación.

Flores Nano argumentó que esto no era posible porque el personero es una persona allegada a , ex presidente del PPC y hoy peleado políticamente con el bando partidario que ella dirige. La ex candidata presidencial solicitó que el JNE se pronuncie sobre la validez del Tribunal Nacional Electoral de su organización y todo lo hecho por este.

Desde el bando contendor, anoche en Canal N, Castro tildó a la lideresa pepecista de dirigir un “pequeñísimo sector” que ha instalado un “proyecto totalitario y sectario” cuya finalidad sería pasar la “aplanadora” a nuevos líderes como el recién electo presidente Alonso Navarro.

¿Qué tiene que ver el Tribunal Electoral con la elección de Navarro?
El pasado 17 de diciembre, el PPC eligió como nuevo presidente al ex gobernador de Ica Alonso Navarro, cercano a Raúl Castro, en un cuestionado Congreso partidario que es desconocido por algunos dirigentes como Lourdes Flores o Alberto Beingolea por haber sido organizado por un Tribunal Nacional Electoral "ilegal" desde su punto de vista. La ex candidata presidencial, incluso, calificó a este evento de “irregular” y “pseudo Congreso”. 

¿Qué grupos se encuentran en disputa dentro de esta agrupación?
Actualmente, el partido fundado por Luis Bedoya Reyes se encuentra dividido en dos facciones. Los institucionalistas quienes apoyan a Raúl Castro, y por ende apoyan la elección de Navarro como nuevo presidente, y los reformistas liderados por Lourdes Flores, Alberto Beingolea y que cuentan con el apoyo de figuras como la actual ministra de Justicia, Marisol Pérez Tello.

¿Por qué los reformistas cuestionan la elección de Navarro?
Los reformistas sostienen que el Congreso partidario, y por tanto la elección de Navarro, fue organizado por un Tribunal Nacional Electoral inválido y constituido fraudulentamente por Raúl Castro durante su presidencia.

El grupo liderado por Lourdes Flores acusa a Castro Stagnaro de haber nombrado a mediados del 2015 a dedo a tres de los cinco miembros del tribunal luego de que otros renunciaran al denunciar presiones, cuando el único órgano legitimado en el estatuto para nombrar a los miembros de dicho tribunal, según explicó el ex congresista Alberto Beingolea a El Comercio,  es el Congreso partidario y no la presidencia. En aquel entonces, los dos miembros originales del tribunal desconocieron estos nuevos nombramientos de Castro y formaron otro que clama ser el legítimo.

En diálogo con El Comercio, el hoy ex presidente pepecista, respondió a las críticas y dijo que este tribunal fue compuesto de acuerdo a lo que permiten los estatutos. Según relató, el tribunal original presidido por César Alayo tuvo la renuncia de tres de sus cinco miembros en medio de distintos procesos electorales internos, lo que hizo inviable su continuidad. Agregó que estas vacantes fueron reemplazadas por él “debido a que el partido no podía quedarse paralizado”.

¿Qué consecuencias tuvo la formación de dos tribunales paralelos?
Luego de la formación de ambos tribunales paralelos a mediados de 2015, ambos clamando su legitimidad, se llevaron acabo las elecciones de dirigentes territoriales en noviembre de ese mismo año. Cabe anotar que estos dirigentes son quienes luego acuden a votar a los congresos partidarios (como el que eligió a Alonso Navarro). Como se recuerda, luego de estas elecciones territoriales Lourdes Flores acusó de fraude y manipulación de mesas al entonces presidente pepecista, y de utilizar este tribunal compuesto por él para manipular los resultados. 

Castro defendió la legalidad de su tribunal y de estas elecciones. “Lo que ellos acusan como irregular no es más del 10% de los delegados que votaron en el último Congreso, por lo que no hubiera cambiado el resultado de la abrumadora victoria de Navarro que fue por más del 80% de los votos”, sostuvo en diálogo con este Diario.

Sin embargo, esto no es tan cierto para Beingolea. “Mientras que en Lima el resultado fue bastante ajustado, este pseudo tribunal nombrado por Castro hizo lo que quiso en el interior, de donde viene el 30% de los delegados aproximadamente, y por tanto consiguió copar el Congreso partidario. Además, en congresos para elegir presidentes donde normalmente acuden 1200 delegados, a este no han acudido ni 300”, sostuvo Beingolea. 

¿Qué está pendiente por resolver el JNE?
Según señalaron fuentes del PPC, distintos dirigentes del bando reformista han presentado hasta cuatro escritos al Jurado Nacional de Elecciones solicitando resolver sobre la legalidad del Tribunal Nacional Electoral nombrado por Raúl Castro, sin respuesta satisfactoria.

El pleno del JNE debe definir si se pronuncia o no respecto al pedido de Lourdes Flores, esto debido que el documento no lleva la firma del personero del PPC. 

Si el jurado emite una decisión, tendrá que definir cuál de los dos tribunales mencionados es el legítimo en el Partido Popular Cristiano. Una vez que esto se decida, quedará invalidado todo lo hecho por el tribunal no ratificado, y de ser el nombrado por Castro, también la elección de Alonso Navarro. 

MÁS EN POLÍTICA...

TAGS RELACIONADOS