Piñera, Vizcarra: Embajada de Chile en Perú
Piñera, Vizcarra: Embajada de Chile en Perú
Fernando Vivas

Columnista, cronista y redactor

fvivas@comercio.com.pe

El pedido del fiscal José Domingo Pérez para que Pedro Pablo Kuczynski pase de su casa, donde purga arresto domiciliario, a la cárcel; está sustentado en el reporte policial que consigna las visitas que el ex presidente recibió los últimos 3 meses en su casa, entre el 17 de mayo y el 17 de agosto.

La gran mayoría de quienes se dejaron caer por la casa de la calle Choquehuanca, en San Isidro, son amigos, correligionarios, ex ministros, pastores y abogados peruanos; pero hay un visitante que nos llama la atención, porque involucra una relación bilateral. Roberto Ibarra García, embajador de Chile en Perú, ingresó a la mansión del expresidente el domingo 11 de agosto a las 8:45 a.m. y se retiró a las 10ª.m.

Ibarra lleva varios años en Lima y conoce socialmente a Kuczynski, por lo que no sería extraordinario que lo visitara por motivos personales; pero sucede que ese mismo día, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, estaba en Lima, en una visita oficial de Estado, con el propósito central de recibir la posta de los próximos XIX Juegos Panamericanos que se realizarán en Santiago en octubre del 2023.

Panamsports, la organización que convoca los juegos, toma por sede oficial a una ciudad y no a un país ( antes de Lima fue Toronto y no involucró a todo Canadá); pero Piñera, como los peruanos, han tomado el evento como un asunto de Estado. Por eso, la delegación chilena, además de su presidente, la formaron la ministra secretaria general Cecilia Pérez y la ministra de deporte Pauline Kantor. En la página de la Embajada de Chile en Perú, se describe la visita de Piñera y su delegación, junto al embajador Ibarra, a las instalaciones de los Panamericanos, donde se encontraron con el presidente Vizcarra y con Carlos Neuhaus, presidente del comité organizador de Lima 2019. 

Como lo recordaron la prensa peruana y chilena cuando Kuczynski ganó la presidencia, el exmandatario tiene una fuerte vinculación comercial con Chile. A comienzos de los años 90, viajaba constantemente a Santiago pues fue vicepresidente de directorio de la Compañía Aceros del Pacífico (CAP). Allí conoció a Gerardo Sepúlveda, a quien invitó a Miami a trabajar en reestructuraciones financieras. PPK fundó la empresa Westfield que el chileno Sepúlveda manejó cuando PPK se enroló en el gobierno de Toledo.

PPK y Piñera, ambos políticos con background empresarial y múltiples inversiones, han coincidido en la nómina de algunos negocios. Por ejemplo, Piñera llegó a invertir, a través de su grupo empresarial, en la pesquera Exalmar cuando PPK era uno de sus directores. Y a través de una inversión en el Fondo Mediterráneo, Piñera tuvo intereses en Andino Investment Holding, empresa parte del consorcio Kuntur Wasi, que iba a ser beneficiado con el financiamiento estatal que PPK intentó infructuosamente sacar adelante para construir el aeropuerto de Chinchero. En diciembre del 2016, durante la clausura del CADE, PPK, siendo presidente, departió intensamente con Piñera, uno de los invitados centrales al evento.

Llamamos a dos funcionarios de la embajada de Chile para preguntar si la visita de Ibarra a PPK tenía relación con la visita del presidente Piñera en el marco de los Juegos Panamericanos (de los que por cierto, PPK fue propulsor). No hemos recibido respuesta.