"La crisis del gabinete es responsabilidad exclusiva del presidente de la República, ha sabido de su fracaso, y en lugar de enmendar puso al señor Cateriano (...) Se pretende golpear al Congreso", afirmó Merino (Foto: Renzo Salazar/GEC)
"La crisis del gabinete es responsabilidad exclusiva del presidente de la República, ha sabido de su fracaso, y en lugar de enmendar puso al señor Cateriano (...) Se pretende golpear al Congreso", afirmó Merino (Foto: Renzo Salazar/GEC)
Redacción EC

Agudizando la confrontación entre poderes, el titular del Congreso, , respondió este miércoles a y del saliente primer ministro y rechazó cualquier “insinuación de chantaje y negociación” sobre el voto de confianza. Además, remarcó quela crisis del Gabinete es responsabilidad exclusiva del presidente de la República”.

MIRA: Pedro Cateriano: “Hubo decisión política [del Congreso] que desnuda intereses subalternos”

“Rechazo enfáticamente cualquier insinuación de chantaje o de negociación sobre el voto de confianza [...] Lamento las declaraciones del presidente de la República, que pretenden soslayar el tema fundamental que democráticamente hemos trasladado a su presidente del Consejo de Ministros”, puntualizó en conferencia de prensa.

“La crisis del gabinete es responsabilidad exclusiva del presidente de la República porque él ha sabido del fracaso en temas de salud y economía. En lugar de enmendar, lo ha expuesto a Cateriano para que, en conjunto con todos sus allegados, estén pretendiendo defender situaciones que realmente no podemos permitir”, sentenció.

Manuel Merino responde a Pedro Cateriano

Desliza posibles censuras

Manuel Merino advirtió, además, que las interpelaciones contra los ministros de Economía y de Educación, en el caso de este último ya aprobada por el pleno, deberán seguir su curso si se mantienen en sus sus cargos y si no convencen podrán ser sometidos a una censura.

Las interpelaciones de la ministra (de Economía) como del ministro de Educación están en vigencia y si repiten a estos ministros, cuando les toque, van a tener que presentarse [...] Pasarán por el pliego de preguntas y si no convencen al pleno naturalmente el Parlamento tiene la condición de poder censurar. Son interpelaciones que están pendientes y deben ser explicadas”, manifestó.

El legislador afirmó que en la reunión que sostuvo con Pedro Cateriano antes de su presentación ante el Congreso no solo le dijo que había críticas de varias bancadas contra el ministro de Educación, Martín Benavides, sino contra otros dos miembros del gabinete: María Antonieta Alva (Economía) y Martín Ruggiero (Trabajo).

Por eso, dijo que le ofreció aplazar su pedido de voto de investidura 10 días para que “levante” las observaciones, pedido que Cateriano rechazo.

“(Pedro Cateriano) debió ver, no solo desde el miércoles (29 de julio) hasta el lunes que se presentó, la propuesta de la mesa como le dije, que si el tiempo era insuficiente para que pueda levantar estas situaciones, podemos ampliar 10 días más para que se presente ante el Congreso. No quiso. Se creyó suficiente o creyó que su trabajo enmarcado fundamentalmente en confundir al pueblo peruano hoy pretende ponerlo en medios de comunicación como que es una responsabilidad de los nueve grupos parlamentarios”, dijo esta tarde en una conferencia de prensa desde el hemiciclo.

El saliente primer ministro detalló que en una reunión del 29 de julio, convocada por el presidente del Congreso, le dijo que no había consenso dentro del Congreso para darle la confianza por haber ratificado en el cargo a Martín Benavides como ministro de Educación.

Al respecto, el titular del Parlamento anotó que actuó así “de manera democrática” y con transparencia, en aras de la gobernabilidad, para poder decirle a Cateriano las “debilidades” que tenía el nuevo gabinete en tres ministerios: Educación, Economía y Trabajo.

“(Pedro Cateriano) sabía que traía un gabinete que no estaba totalmente renovado y una mochila pesada de dos ministros que habían repetido (con interpelaciones pendientes) y un ministro que no tenía experiencia. Esa advertencia la conocía él, no había nada oculto”, aseguró Merino, quien negó haber querido condicionar el voto de investidura.

Pese a esto, el presidente del Parlamento atribuyó la negativa al voto de investidura, no a los ministros cuestionados, sino a una “falta de expertise” de parte del renunciante primer ministro para responder al país sobre temas de salud y economía.

Manuel Merino señaló que Martín Vizcarra puede nombrar a un gabinete “estrictamente político pensando en las elecciones”, pero que no permitirá que se deslegitime la labor de los partidos políticos y el Parlamento.

“Necesitamos un gabinete que muestre garantías de un proceso transparente en la conducción y la responsablidad la tienen ellos. Si cree que debe poner un gabinete estrictamente político, pensando en las elecciones, pues que lo haga. La población quiere resultados y lamentablemente, el señor Cateriano no ha tenido resultados, por eso se cayó su gabinete”, señaló.

Merino lanzó también sus críticas a los medios de comunicación.

“Yo tengo una familia bien constituida y él no va a pretender de ninguna manera usar todo el aparato del Estado porque podemos ver que utiliza los aparatos del Estado y el acceso a los medios de comunicación para golpear al Congreso de la República, al presidente del Congreso y las bancadas políticas. No podemos permitirlo en democracia que se pretenda debilitar este proceso electoral porque no es la forma. No dejen que los utilicen o ser utilizados”, exclamó.

Cateriano se ratifica en sus declaraciones

Tras la conferencia de prensa, El Comercio se contacto con el saliente primer ministro, quien señaló que se ratificaba en sus declaraciones.


VIDEO RECOMENDADO

Martín Vizcarra tras negación del voto de confianza: “La reforma universitaria no se negocia”