Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Especiales

La reforma política a medias: análisis de lo aprobado por el Congreso

Martín Vizcarra

El presidente Martín Vizcarra en una reunión que sostuvo hace unos meses con los integrantes de la comisión de reforma política que encabezó Fernando Tuesta. (Foto: Andina)

Andina

Las reformas aprobadas por el Congreso no se ajustarían a la idea original de la Comisión de Alto Nivel para la Reforma Política, según el análisis de quienes la integraron.

Aunque tuvieron extremo cuidado en no hablar sobre la “esencia” de los proyectos –por la polémica que esto generaría sobre el debate de la cuestión de confianza–, Fernando Tuesta, Paula Muñoz y Martín Tanaka, que fueron miembros de la comisión, coincidieron en que lo aprobado por el Parlamento no se ajusta a la idea con la que fueron concebidas sus 12 propuestas.

Sin embargo, también coincidieron en que esto no es responsabilidad exclusiva del Legislativo, sino también del Ejecutivo, que priorizó ciertos aspectos con miras al pedido de confianza.

“La priorización de los proyectos que se presentaron como cuestión de confianza no fue coordinada con la comisión. En algunos casos, se han resaltado puntos como esenciales, pero no implicaba que eran los únicos. Sin embargo, el Congreso lo ha tomado así”, dice Muñoz.

Tuesta también critica lo transitorio de algunos textos finales aprobados en el pleno el pasado jueves. “El texto [que redactó la comisión], que luego se convirtió en un libro, tenía un título que sistematizaba la idea central. Decía: 'Hacia una democracia del bicentenario'. El objetivo original de ir al 2021 con nuevas reglas ha sido postergado”, afirma.

Es el caso, por ejemplo, de las elecciones primarias. Estas serán simultáneas, abiertas y obligatorias solo a partir del 2026, pues en el 2021 –por única vez– los partidos existentes podrán realizar elecciones internas cerradas y ratificar el resultado de estas en las primarias. Esto, coincidieron los tres, podría traerle críticas a la reforma y poner en riesgo su continuidad. “Se aplicará una modalidad que puede resultar frustrante, y que va a hacer que se critique el diseño”, comenta Tuesta.

El Congreso aprobó demanda de competencia: ¿En qué consiste este recurso?
► Inmunidad parlamentaria: la reforma de la discordia

Como resultado –predice Muñoz–, podrían generarse voces que intenten volver al diseño original.

Que se mantenga el voto preferencial en el 2021, en cambio, sí sería problemático, pues anula lo ganado al aprobar la paridad. “Con el voto preferencial ni la cuota [actual] de 30% se cumple”, dice Tuesta.

Aun más, la disposición transitoria no deja totalmente claro si después del 2021 se eliminará definitivamente. “No le quiero quitar méritos a la aprobación de la paridad, pero sí me hace ruido. En la redacción no queda claro si se elimina o no después, y eso abre la puerta a la especulación”, afirma Muñoz.

El tema en el que no parece haber espacio para el tamiz es el de la inmunidad: la idea central era que el órgano encargado de levantarla ya no sea el Congreso. Sin embargo, en la reforma aprobada la Comisión de Levantamiento de Inmunidad del Poder Legislativo decide si es que se puede investigar o no a un congresista, aunque si se demora más de 45 días, esta facultad pasaría al Tribunal Constitucional.

“La inmunidad se ha puesto en práctica utilizando todos los recursos para que no se levante. Por eso quién la levanta se convirtió en un tema clave”, explica Tuesta.

Pero el gobierno –afirman Muñoz y Tuesta– también es responsable de que muchos de los aspectos importantes hayan quedado fuera de discusión.

“El tema que ha quedado bastante cojo es el de financiamiento de organizaciones políticas, que se ha centrado solo en el delito electoral. Pero había otros aspectos importantes, como darle poder coactivo a la ONPE para aplicar sanciones administrativas. Ahora los partidos acumulan multas igual que combis, que nunca se pagan”, dice Muñoz.

Tuesta también destaca temas como la relación Ejecutivo-Legislativo y el número de congresistas por circunscripción. “Cuando muchos representan a muchos, el vínculo de representatividad se diluye”, dice.

Y agrega: “El conflicto entre Ejecutivo y Legislativo trepa muy rápido, nuestra idea fue reducir las armas: un punto era que no se podía censurar ministro por ministro, ni pedir confianza sectorial”.

“Había una idea de integralidad entre las 12 propuestas ciertamente”, dice Muñoz.

“Aspiramos a que [la reforma política] se discuta en el segundo semestre del año”, propone Tuesta.

Algunos proyectos de ley aprobados en el pleno son reformas constitucionales que requieren otra votación en la siguiente legislatura. En cuanto a los proyectos que no fueron priorizados por el Ejecutivo, su debate dependerá de que la Comisión de Constitución los ponga en agenda.

—El presidente Vizcarra aún no se pronuncia—
Al cierre de esta edición, el presidente Martín Vizcarra aún no se había pronunciado respecto a la aprobación de los seis proyectos de reforma política en el pleno.

El Congreso aprobó el jueves presentar una demanda de competencia para que el Tribunal Constitucional resuelva una eventual disputa entre el Ejecutivo y el Legislativo respecto a los alcances de la cuestión de confianza.

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ