Rolando Reátegui
Rolando Reátegui
Redacción EC

El congresista Rolando Reátegui (Fuerza Popular) reconoció hoy que él es uno de los testigos del fiscal José Domingo Pérez dentro de la investigación al partido que pertenece, por el presunto lavado de activos a través de los aportes de Odebrecht en la campaña del 2011. 

"Ante el desamparo de la alta dirigencia del partido, me he visto en la necesidad de decir toda mi verdad ante la fiscalía. [...] Al ver que la lealtad se ha roto por parte del líder, prioricé la lealtad hacia mi familia, mi esposa, hijos, amigos y dirigentes que confiaron en mí, como yo confié en la líder, en su momento", escribió en una carta enviada hoy a Keiko Fujimori. 

En la resolución judicial donde se ordenó la detención preliminar de Keiko Fujimori y otras 19 personas por el Caso Odebrecht, figuró el nombre de Marizol Valles Chong, esposa de Reátegui. Según la hipótesis del fiscal, Valles habría prestado su nombre para registrar aportes de campaña.

Valles Chong apareció dentro del organigrama de la presunta organización criminal como una de las siete personas "participantes que prestaron su nombre" para los aportes partidarios.

En la carta dirigida también a los congresista de Fuerza Popular, Rolando Reátegui no renuncia al partido. Sin embargo, pide una "reconstitución total" de la dirigencia nacional y regional, entre ellas que otra persona asuma la presidencia del partido en lugar de Keiko Fujimori. 

"Quizá sea el momento de entregarle la presidencia del partido a otra persona, mientras que nosotros nos enfrentamos a los problemas que nuestros errores políticos han generado", afirmó.

"Sé que nuestros errores nos han llevado a esta crisis total que no solo nos ha perjudicado sino también ha perjudicado al país, quien sufre con nuestra crisis, parte de la inestabilidad económica que afronta el país", agregó.

El parlamentario aseguró también que afrontará su responsabilidad judicial y que sus "errores políticos" los enfrentará al interior de su partido.