(Foto: Poder Judicial)
(Foto: Poder Judicial)
Mario Mejía Huaraca

El colegiado D de la Sala Penal Nacional, que tiene en sus manos el proceso de los , rechazó hoy el pedido de la Procuraduría Antidrogas que buscaba la anulación de la admisión de los peritajes financieros mandados a hacer por los procesados. 

Cabe anotar que el 11 de enero del presente año se inicio el juicio oral contra cuatro integrantes de la familia Sánchez Paredes por el presunto delito de lavado de activos proveniente del tráfico ilícito de drogas.

La hipótesis fiscal es que el dinero procedente del narcotráfico se habría lavado a través de distintos rubros como minería, ganadería y transporte de carga.

Los encausados han presentado numerosos peritajes que han sido admitidos por el tribunal, en los cuales se concluye que no se evidencia ningún desbalance patrimonial ni irregularidades en las cuentas de los encausados.

El fiscal Frank Almanza presentó 22 observaciones contra esos peritajes para que sean considerados como no presentados o no admitidos. Sin embargo, el tribunal declaró, a través de una resolución fechada el 9 de noviembre, improcedente el pedido.

Frente a ello, la procuradora antidrogas Sonia Medina pidió la nulidad de la resolución que admitió esos peritajes pues asegura que "no fueron ofrecidos ni admitidos debidamente en el proceso". 

La respuesta de la sala integrada por los jueces María Apaza Panuera, Francisco Mendoza Ayma y Juan Santillán Tuesta fue negativa. Señaló que no se podía reexaminar la admisión de esas pruebas.

César Nakazaki, abogado de Orlando Sánchez Paredes, dice que ahora solo queda examinar a los peritos cuando sean citados a declarar y que allí se analizarán lo que sostienen sus peritajes.

"La fiscalía y la procuraduría han pedido una serie de nulidades, pero la sala les ha dicho que esas pruebas ya fueron admitidas y no se puede volver a reexaminar su admisión", indicó el abogado.

El proceso se encuentra en la etapa de declaración de testigos. En la próxima audiencia, fijada para el 12 de diciembre, se interrogará a un ex miembro de la DEA que ha sido ofrecido por la defensa de Manuel Sánchez Paredes.   

"Se trata de un ex agente de la DEA, supongo que vendrá porque hay toda la plata del mundo para traerlo, vendrá a querer distorsionar lo que dijo otro testigo que involucró a los procesados", comentó Sonia Medina. 

En este juicio, los procesados son los hermanos Orlando, Fortunato y Manuel Sánchez Paredes, Fidel Sánchez Alayo (hijo de Manuel), y  Belisario Esteves, uno de los hombre de confianza de la familia y ex viceministro del primer gobierno aprista. La fiscalía ha pedido 28 años de prisión para cada uno de ellos.

TAGS RELACIONADOS