s
s
Rodrigo Cruz

El jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Sergio Espinosa, advierte que el Caso Lava Jato es un desafío para el Estado para reorganizar el sistema de contrataciones y adquisiciones en general.

— ¿Qué hace al Caso Lava Jato diferente a otros casos de corrupción del pasado?
Desde nuestra experiencia, es la dimensión, entendida no solo por la cantidad de personas vinculadas, sino por la estructura que se montó para que ello sea posible.

— Odebrecht, por ejemplo, compró un banco entero...
Yo diría que la gran diferencia es que acá se trata de una organización que operó en varios países y continentes. Que hizo del pago de sobornos una estrategia comercial. Y organizó su actividad empresarial en función a eso.

— El Caso Odebrecht tiene menos de un año. ¿Estamos como Estado preparados para lo que viene?
Se tendrá que reforzar más organismos como el Ministerio Público. Seguramente el Ejecutivo ya lo está viendo. Lava Jato es como una tormenta perfecta. Es un ejemplo de corrupción en el tiempo actual. No se puede enfrentar algo así con los medios habituales. Se tienen que hacer grandes esfuerzos.

— ¿Como cuáles?
Fundamentalmente, en los equipos de apoyo en las investigaciones. Tienen que ser lo suficientemente numerosos y competentes.

— ¿Cuáles son las principales dificultades que ve?
Una primera respuesta es que cuando uno enfrenta un fenómeno de corrupción transnacional, la única respuesta es también transnacional. La cooperación internacional es fundamental. El Perú o cualquier otro país no pueden enfrentar este caso solo. Más cuando existen trabas legales o mecanismos como ‘offshore’ en países donde la información no necesariamente está disponible.

— Y como Estado, ¿qué nos revela este caso, además de una corrupción sistémica?
Yo creo que no debemos quedarnos en un asunto solo de las constructoras brasileñas o las empresas vinculadas a ellas [...]. La tarea del Estado también debe ser preguntarse si mecanismos similares pueden haberse dado en otros sectores con otro tipo de adquisiciones. El Estado es muy grande y compra mucho, nada impide que un mecanismo similar se haya dado en cualquier otro sector.

MÁS EN POLÍTICA...

TAGS RELACIONADOS