Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Política

"Sola...", la columna de Diana Seminario

“Ingresó a la audiencia en medio de gritos de ‘corrupta’. Se habrá preguntado: ¿dónde se fueron los rostros del No”

Susana Villarán

(Foto: El Comercio)

El Comercio

Nadie cruza los brazos por ella, tampoco la defienden a ojos cerrados. De pronto, cambiaron de opinión. La “decepción” los hizo mirar a otro lado. Quizá, empezaron a pensar dos veces.

De pronto, “la más honesta entre los honestos”, a quien defendían de la “mafia” que quería truncar su gestión, no es tan perfecta como ellos creían. Ahora le dicen 40 veces No.

El lunes pasado, el abandono político a Susana Villarán se hizo evidente cuanto llegó al Poder Judicial para conocer la decisión sobre la solicitud de impedimento de salida del país.

Ni un solo abrazo, ni una sola sonrisa cómplice. Ingresó a la audiencia en medio de gritos de “corrupta”. Se habrá preguntado: ¿dónde se fueron los rostros del No? Nadie. Susana más sola que nunca.

Los mismos que encumbraron a Villarán hicieron lo propio con Toledo y Humala… Y si te he visto no me acuerdo. A estas alturas, ya se encuentran buscando el “mal menor” del 2021.

¿Tan rápido pasan de poner las manos al fuego por alguien a llenarse de dudas ante las evidencias? Ni se atreven a cuestionar los dichos del publicista Garreta, quien asegura que las cuestionadas constructoras brasileñas le entregaron 3 millones para que Villarán no sea revocada.

La soledad de Susana fue tan notoria que se lo preguntaron a Gustavo Guerra García en una entrevista publicada la semana pasada en este Diario.

“Sola no estuvo. La defendimos en toda su gestión. Está sola porque se fue de Fuerza Social para sumarse a la candidatura de Daniel Urresti”. Guerra García mide la confianza entregada a una persona, bajo el estándar del “dime con quién andas”…

Pero él no es el único. Marisa Glave, la más aguerrida escudera de la alcaldesa, la que puso el pecho en debates y en cuanto medio de comunicación la requiriera para defender a su jefa, ahora prácticamente le pide que se entregue.

“Susana debe colaborar con la justicia, no basta que ella diga que no recibió dinero”, declara a la prensa la ahora congresista. Pero ella va más allá y echa una sombra de duda sobre la gestión de su mentora.

“Tres millones no se aportan únicamente como aporte de campaña, sino se espera algún tipo de beneficio. Lo que tiene que hacer el Ministerio Público es investigar si es que hubo algún tipo de decisión dentro de la Municipalidad de Lima que pudiera beneficiar a la empresa a cambio de esos tres millones”, fue la reacción en caliente de Glave, como quien salta rápidamente del charco, para que no le salpique el lodo.

“Si esto [las acusaciones contra Susana Villarán] se comprueba, sería una circunstancia en la que nos golpearía mucho a nivel político y democrático”, “si esto se comprueba y se confirma, [...] realmente yo sentiría que a mis espaldas se han producido hechos que no me parecen correctos”. Anel Townsend, otra que marcó distancia apenas pudo.

Resulta que ahora ella solo era la “vocera política” del No. Cómo olvidar cuando se comprometió públicamente a entregar las cuentas de la campaña. Ella sabe que fue mucho más que una vocera política.

Estamos avisados, la “reserva moral” no se la juega por nadie, porque no cree en nadie, solo en sus propios intereses y beneficios.

MÁS EN POLÍTICA...

Tags Relacionados:

Susana Villarán

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada