Módulos Temas Día

Más en Publirreportaje

Programas de RSE de Camisea empoderan a niños y jóvenes de la selva del Cusco y Pisco

Programas educativos permiten que accedan a una adecuada preparación académica.

Pluspetrol

Los programas de Camisea tienen un enfoque integral que permite apoyar a los alumnos hasta la culminación de sus carreras universitarias.

Los programas de Camisea tienen un enfoque integral que permite apoyar a los alumnos hasta la culminación de sus carreras universitarias.

Los programas de Camisea tienen un enfoque integral que permite apoyar a los alumnos hasta la culminación de sus carreras universitarias.

“Si voy a la universidad, voy a ser astronauta, quiero ver la Selva desde arriba”, dice Aldair Cosatsi, un estudiante de primaria de la comunidad matsiguenga del Bajo Urubamba, distrito de Megantoni (Cusco). A pesar de que los sueños de Aldair suenen ambiciosos, son realizables.

Desde el 2013, Camisea ha implementado el Programa de Educación Integral (PIE) en el Bajo Urubamba, con el fin de brindar a los estudiantes de secundaria una sólida preparación académica que contribuya con su ingreso a la universidad y así puedan recibir una adecuada formación profesional, que les permita salir adelante y mejorar sus condiciones de vida, la de sus familiares y sus comunidades.

El PIE se desarrolla bajo un enfoque integral que permite apoyar a los alumnos desde las aulas del colegio hasta los salones universitarios. Los tres programas que conforman esta iniciativa -Programa 100, Beca Pre universitaria y Beca Nopoki- han contribuido a que acceden a una educación universitaria. Su planteamiento intercultural ha permitido preservar y revalorar los conocimientos, costumbres y lenguas originarias de las comunidades.

Reconstrucción y educación

Un caso similar al de los jóvenes del Bajo Urubamba lo encontramos a varios kilómetros de distancia, en San Andrés (Pisco). El colegio Renán Elías, que lleva más de 100 años formando a los niños de esta zona, se vio reducido a escombros tras el terremoto del 2007 en Pisco.

Como medida de urgencia, las clases fueron reanudadas en el patio de la escuela. Frente a esta situación, Camisea –cuyos programas sociales tiene a la educación como uno de sus pilares de desarrollo– intervino en la reconstrucción del centro académico, beneficiando a más de 400 familias de San Andrés. En menos de dos meses y con el trabajo colaborativo de las madres de familia, la estructura del colegio Renán Elías se renovó y fue equipada con modernos laboratorios de computación, química y biología.

El Alma de Camisea

Hoy, el colegio Renán Elías es uno de 56 centros escolares de Pisco que participa del Programa de Educación Ambiental (PEA). Este es un programa de Camisea que incentiva el cuidado y la conservación del medio ambiente en la población infantil, en especial la biodiversidad de la Reserva Nacional de Paracas. 

Con este proyecto social y junto a las iniciativas educativas “Aprender para crecer” –donde 7000 alumnos y 250 docentes han sido beneficiados– y el programa de Becas del Instituto Valle Grande y Condoray, Camisea busca promover el crecimiento sostenible de estas comunidades pisqueñas.

Los programas educativos que Camisea desarrolla tanto en el Bajo Urubamba (Cusco) como en San Andrés (Pisco) están diseñados para mejorar el acceso a la educación de estas comunidades y formar ciudadanos responsables y activos en el progreso de sus comunidades. Puedes conocer sus historias de desarrollo en el Alma de Camisea.

Publirreportaje

Tags Relacionados:

Educación

Camisea

Cusco

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías