Módulos Temas Día

Más en Notas contratadas

ESPACIO FUNDACIÓN TELEFÓNICA

Viaje a bordo del bus que lleva educación digital a zonas alejadas del país | VIDEO

Un bus equipado con laptops táctiles recorre el Perú desde el 2015 brindando experiencia de aprendizaje a niños de primaria. Esta es la historia de dos días a bordo de este proyecto de Fundación Telefónica desde El Collao (Puno).

Bus Educación Digital

El proyecto Bus Educación Digital ha beneficiado, desde el 2015, a 153.000 niños y niñas y 2.800 profesores de las regiones Áncash, Callao, Ica, Junín, Lambayeque, Lima y Tacna.

EC

Texto: Miguel Ángel Farfán / Fotos: Omar Lucas

El bus estaciona y cambia por completo el panorama del lugar. Son las 8:15 de la mañana en la I.E.P. Nº 70315 de Ilave, El Collao (Puno), y una nave de cuatro ruedas acaba de estacionar en la puerta del plantel. Apurados, los niños y las niñas —rostros tostados por el sol del Altiplano, uniformes caquis que recuerdan a la vestimenta militar, mochilas que galopan a sus espaldas— miran el objeto de cuatro ruedas con asombro. El lago Titicaca por un lado, y el espacio sideral por el otro, son las escenas que muestra el vehículo. En letras grandes se lee “Educación Digital” junto al nombre de la organización que hace posible su existencia: Fundación Telefónica.

“Vamos a jugar con tecnología, ¿qué les parece?”, dice, micrófono en mano y frente a los estudiantes formados, Mileva Caldas, coordinadora del proyecto Bus Educación Digital, iniciativa de Fundación Telefónica que desde el 22 de agosto hasta el 26 de octubre de este año visitará 42 escuelas en esta zona: Puno, una localidad donde casi el 90% de la población está en situación de pobreza o pobreza extrema.

>>> Mira en video el recorrido del Bus Educación Digital por Ilave y Mazocruz, en El Collao-Puno:

Bus Educación Digital

En toda la región de Puno serán beneficiados más de 16.000 estudiantes y 800 profesores por la iniciativa de este bus que trae adentro un rayo de modernidad: ordenadas sobre carpetas descansan ahora 22 laptops táctiles a la espera de los niños del lugar. “¡¡¡Síiiii!!!”, gritan alargando la vocal los alumnos que están formados en el patio del colegio. Dentro de 24 horas, a 180 km de distancia, los niños de I.E.P. Nº 70343 de Mazocruz (El Collao) gritarán con la misma emoción al ver este bus.

– Una travesía necesaria – 
La provincia de El Collao-Puno es una de las más relegadas en educación del país. En la última Evaluación Censal de Estudiantes (2015), apenas el 4% y el 2,6% de los alumnos de 2º de secundaria llegaron al nivel satisfactorio en Comunicación y Matemática, respectivamente. Por eso iniciativas como esta del Bus Educación Digital son importantes. En especial en niños de primaria para que de esa forma se reviertan los resultados actuales. “La verdad es que es hermoso, bien lindo. Estoy bien agradecido de que nos hayan elegido. Esto va a ser de mucho beneficio para nuestros niños”, dice Luis Quispe Ticona, director del colegio, frente a los maestros del colegio. “El fin del proyecto es reforzar las competencias de Comunicación y Matemática de los niños de primero a sexto de primaria”, agrega Mileva Caldas de la Fundación Telefónica.

Termina la formación y entonces sucede la magia sideral: en grupos de 22 suben los niños al bus para durante media hora aprender de la mejor manera en que puede aprender un niño: con juegos. Para esto, el educador puneño José Carlos Quispe explica —sonrisa en el rostro y voz suave que hace amigable el ambiente— el uso de Villa Planet, un aplicativo desarrollado en Perú que a través de cinco niveles (planetas) plantea retos que los estudiantes deben superar en las áreas de Comunicación y Matemática.


“Es muy divertido aprender así. ¡Maravilloso!”, dice, con ojos iluminados como estrellas, Yamely Choquejahua, alumna del 3º de primaria, luego de responder correctamente todas las preguntas del Bus Educación Digital. “Aprender con tecnología sería mejor porque yo nací para ser matemático, inteligente, intelectual, y muchas cosas más. Con la tecnología tendría una inteligencia avanzada”, dice Richard Flores, del 5º de primaria, a unos minutos de haber desembarcado del bus.

– Despegar el conocimiento –
Áncash, Callao, Ica, Junín, Lambayeque, Lima, Lima Provincias y Tacna han sido algunas de las zonas donde ha estado esta inciativa desde el 2015. En ese trayecto, más de 153.000 alumnos y alrededor de 2.800 docentes de 270 colegios, ubicados en siete provincias, han aprendido con su tecnología. Ahora, y tras dejar el distrito de Ilave, el Bus Educación Digital de Fundación Telefónica acaba de llegar a Mazocruz, en la misma meseta de El Collao pero sobre los 4.100 m.s.n.m. Con su equipo, sus laptos y el aplicativo Villa Planet mañana estará en Pilcuyo, pasado en Putina, y así. Un viaje sin descanso y tan urgente como la necesidad de mejorar la situación educativa del país.

Para dar la bienvenida a los visitantes, Leando Chambilla, director de la IEP Nº 70343 de Mazocruz, sale hacia el portón y de inmediato inicia las indicaciones a su personal para que puedan facilitar el ingreso de sus alumnos al bus. Con 50 años y ojos entrecerrados por el sol, recuerda cómo era su distrito en su niñez: apenas un pequeño caserío donde los colegios tenían aulas precarias. Y traza un constraste con la actualidad: “Los niños de hoy son nativos digitales, como les llaman, y aprenden mejor haciendo uso de las tecnologías”.

Entonces, los niños ingresan e inician un viaje hacia el conocimiento. Nuevamente José Carlos Quispe del equipo de Fundación Telefónica dirige las sesiones. Da la bienvenida. Explica las normas iniciales. Detalla por qué el aplicativo está inspirado en el espacio. Da cuenta de los regalos (una regla, un conjunto de stickers y la Navecartilla, donde se registran los reconocimientos). Se mueve de un lado a otro, atendiendo las consultas de los niños. Sonríe. “Toquen el botón naranja que dice jugar”, dice. “Campeón, al frente”, indica a un pequeño distraído. Orienta a que los niños creen una historia con los objetos que aparecen en las pantallas. Son 20 minutos de aprendizaje. De juegos. De risas y sorpresas. Hasta que toca dar paso a otro grupo, y llega la pregunta necesaria: “¿Hasta qué hora quieren jugar?”, grita Quispe. ¡¡¡Hasta la una!!! ¡¡¡Hasta mañana!!! ¡¡¡Hasta la hora del almuerzo!!!, responden los niños, alegres.


– El viaje continúa –
“Como esta es zona aymara, casi no se conoce la tecnología. Si viniera varias veces este bus, así la gente aprendería más”, dice Robinho Mixto, del 5º de primaria, una vez que ha bajado del bus. Su casa está a dos horas de distancia, caminando, como la de muchos de sus compañeros, pero afirma que le encanta aprender. Por eso llega al colegio temprano. Lo mismo cuenta Cindy Acero, del 6º de primaria, capitana del equipo femenino de fútbol y primer puesto de su salón: “El bus me pareció educativo, divertido y de más aprendizaje para nosotros”.

En unas horas, el bus seguirá con su viaje. Le quedan aún 29 destinos durante esta temporada. En su camino, el equipo de Fundación Telefónica dejará instalado el aplicativo en todas las Aulas de Innovación de los colegios. También instructivos y sesiones de aprendizaje para que los profesores puedan ponerlas en práctica. Pero habrá algo más, indeleble, en su recorrido: el recuerdo feliz de haberse transportado a otra era de aprendizaje. “Cuando mi hijo sea grande, ya no va a estudiar en la pizarra. Todo será por Internet, con computadora y tablets”, dice Yessy Flores, madre de uno de los niños de 1º de primaria. A sus ojos y a los de todos los niños que han visto o vivido esta experiencia, es necesario seguir este viaje hacia el futuro.

Bus Educación Digital

EC

Publirreportaje

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada