Un hombre armado mató a 50 personas e hirió a otras 53 en un abarrotado club nocturno gay de Orlando durante la madrugada del domingo, en el más mortal tiroteo en la historia de Estados Unidos y que autoridades calificaron como un acto de terrorismo. El medio de la masacre, el establecimiento alertó a los clientes en la red social  sobre lo que estaba ocurriendo.

“Salgan todos y corran", escribió el administrador de la discoteca Pulse en su página de Facebook a las 2:00 a.m. (hora local).

Rápidamente se produjo una situación con rehenes y tres horas más tarde entró en el local un escuadrón policial que abatió mortalmente al atacante. No estaba claro en qué momento el hombre armado disparó a las víctimas.

Tiempo después, ya con el agresor muerto, Pulse agregó otra publicación de Facebook: "Tan pronto tengamos información, actualizaremos. Por favor, tengan a todos en sus oraciones mientras afrontamos este trágico evento. Gracias por sus pensamientos y amor".

Las noticias que llegaban a través de Facebook estremecían a los usuarios. Stewart Moore, un periodista de televisión, fue uno de los primeros en alertar a la población en redes sociales sobre la toma de rehenes.

Algunas personas aseguraron a través de Facebook que presenciaron el intercambio de disparos en el local y huyeron rápidamente. "La gente en la pista de baile y en el bar se echaron al suelo, y algunos de nosotros que estábamos cerca de una salida trasera pudimos salir", aseguró el testigo, Ricardo J. Negron Almodovar, a la cadena de televisión WESH.

MÁS SOBRE FACEBOOK...

TAGS RELACIONADOS