(Foto: Pixabay.com)
(Foto: Pixabay.com)
Redacción EC

Alimentar a una delegación deportiva completa requiere una gran cantidad de insumos, más aún si esta participa en grandes competiciones como los Juegos Olímpicos de Invierno, que se vienen realizando en la ciudad surcoreana de Pieonchang. Así lo entienden los chefs de la delegación de Noruega en dicha cita deportiva, quienes protagonizaron una divertida anécdota.

Los cocineros hicieron un pedido de 1.500 huevos, con los que prepararían diversos platos para los 109 deportistas noruegos que compiten en Corea del Sur. ¿Qué sucedió? Terminaron con un excedente de 13.500 unidades.

Cuando salieron a recibir el pedido que hicieron por Internet, los chefs se encontraron con un cargamento de 15.000 huevos. Según especula la prensa del país nórdico, el pedido se habría hecho usando Google Translate, lo que ocasionó el error.

Más allá de si se trató de una falla humana o del traductor de Google, el problema era qué hacer con el excedente no deseado y, para su buena fortuna, el personal de cocina logró devolver los 13.500 huevos que sobraban.

Por ahora sigue sin comprobarse si el error se debió al uso de Google Traductor, debido a que los cocineros no se han pronunciado. Hay quienes atribuyen el error a la complejidad de los sistemas de contabilidad surcoreanos y al hecho de que los restaurantes locales frecuentemente hagan sus pedidos de huevos en caja por múltiplos de 30.