Redacción EC

El programa concurso El Último Pasajero se caracterizó por sus complicadas pruebas que mezclan audacia, conocimientos y determinación, pero lo que presentó esta noche solo despertó críticas en .

La prueba: una niña tenía que comer cucarachas cocinadas con ensalada de lechuga con kión. El comer el desagradable platillo, repudiado en Twitter, le valía al equipo azul la posibilidad de subir a tres pasajeros a su bus.

 

La menor identificada como la concursante "Lalo", estudiante del Melitón Carvajal, cumplió el reto, pero su acto solo hizo recordar los momentos más desagradables de la televisión peruana, como apuntaron entre criticas y burlas diferentes usuarios de Twitter.

Durante el reto, el conductor Adolfo Aguilar se dedicó a bromear a la estudiante, mientras que ella se concentraba en terminar el desafío, que finalmente ayudó para que su promoción gane el premio de un viaje a Cancún.

 

Esto sin embargo no aplacó el asco y repudio de Twitter. Usuarios como Paola Zambrano describieron el acto como humillante e indignante. Mientras que Rodrigo Rodriguez apuntó que el aprovecharse de la humildad de un alumno es indignante para cualquier televidente.

LEE TAMBIÉN...