Redacción EC

El artista holandés es recordado por convertir a su difunto gato en un helicóptero. Su siguiente proyecto es un poco más ambicioso: hacer volar a un avestruz. El extraño aparato, fruto de más de un año de trabajo, ha sido bautizado Orvillecopter, en honor a uno de los padres de la aeronáutica.

El mecanismo, hecho del cadáver conservado de una de estas aves sin vuelo, mide 3 metros de largo y pesa alrededor de 21 kilos, lo que hace difícil de elevar a una gran altura.

Jansen ha sido muy criticado por su trabajo de convertir animales en aparatos. Sin embargo, el artista ha dicho en reiteradas ocasiones que los cadáveres que utiliza pertenecieron a seres que fallecieron por muerte natural.

Aquí un video del aparato que lo llevó a la fama:

No te pierdas