Cusco: las salineras de Maras fue incluida en serie de YouTube
Cusco: las salineras de Maras fue incluida en serie de YouTube
Redacción EC

Son miles de estanques artificiales expuestos a minerales y elementos que desde hace más de 500 años cubren laderas de montañas en Maras, Cusco. Se trata de las Salineras de Maras, un ejemplo del ingenio humano creado por los Incas que la serie de "Great Big Stoy" decidió tener como protagonista de su segmento "Planet Earth".

Por debajo de la montaña Qaqawiñay, donde se asientan las salineras, corre un manantial subterráneo lleno de sal. Los tres mil pozos de no más de 30 centímetros de profundidad se llenan con las aguas de este manantial natural, aguas que el sol evapora para formar cristales de sal. 

Se estima que las salineras fueron creadas entre los años 500 y 1.000 de nuestra era. "Great Big Stoy" resaltó que estas edificaciones -que se conservan y son propiedad de las diferentes familias de la comunidad de Maras en la actualidad- fueron producto de la ingeniería de los Incas.

Los cristales de sal que se forman son extraídos a mano cuando tienen cierta altura, como en tiempos de las Incas. Hasta el lugar se puede llegar a pie por un camino de herradura o en automóvil por una carretera afirmada. Cada salinera produce alrededor de 150 kilos de sal al mes. Es solo cuando estos cristales se retiran que el pozo vuelve a llenarse iniciando el proceso una vez más. 

Según la serie de YouTube, visitar estas salineras permite a cualquier persona maravillarse con la naturaleza y el ingenio del hombre.

LOS DATOS
La sal que se recoge en Maras además de estar compuesta por cloruro de sodio es rica en minerales como calcio, hierro, magnesio, zinc y cobre.

"Planet Earth" de la serie "Great a Big Story" relata historias de las diferentes bondades de la naturaleza: desde paisajes hasta insectos. Es presentado como un espacio para conocer algunos de los lugares lejanos más maravillosos del mundo en busca de sus habitantes más extraordinarios. 

MÁS DE YOUTUBE EN...

TAGS RELACIONADOS

No te pierdas