Redacción EC

Un falso tiranosaurio rex causó pánico en el vestuario de los Phoenix Suns, uno de los más importantes clubes de la liga nacional de básquet de los Estados Unidos ().

Esta cruel broma de fue planeada por Goran Dragić, uno de los integrantes del equipo. Él consiguió un robot 'de carne y hueso' y lo colocó - junto a varias cámaras de video - en la zona interior del estadio de la institución con sede en Arizona.

Uno de los primeros en caer fue Jeff Hornacek, entrenador de los Suns. En las imágenes se observa como en un primer momento salta por el susto, aunque rápidamente se percata de que todo es falso.

Pese a lo bien fabricado que estaba este robot, hubo un jugador que no cayó. "Si, ya sé que es Halloween", dijo entre risas. 

LEE TAMBIÉN...