La ayuda económica ante el nuevo coronavirus en Estados Unidos podría demorar en llegar a manos de quienes no están "bancarizados". (Foto: AP)
La ayuda económica ante el nuevo coronavirus en Estados Unidos podría demorar en llegar a manos de quienes no están "bancarizados". (Foto: AP)
Redacción EC

Se estima que más de 80 millones de personas en Estados Unidos ya han podido cobrar los “Pagos por impacto económico”. La ayuda ofrecida por el gobierno federal para mitigar los efectos de la pandemia de coronavirus no llega con la misma velocidad a todos. Demora especialmente en llegar a quienes no poseen cuentas bancarias.

MIRA: COVID-19 en Estados Unidos: ¿Cómo accedo al estímulo económico y de qué depende el monto de mi cheque?

El monto promedio del estímulo por los efectos del COVID-19 es de US$1.200, para poder tenerlo hay que pasar toda una serie de requisitos. Según estos es posible recibir más o hasta el doble del monto inicial. Todo radica en la realidad del beneficiario, sus datos, la declaración de impuestos anuales y el monto total que se haya declarado.

Como se sabe, este dinero se entrega mediante un cheque o depósito. Llega gracias que el Senado estadounidense aprobó el pasado 25 de marzo el mayor estímulo económico de la historia moderna de Estados Unidos. El valor de esta operación ascendió a US$ 2 billones. De este monto se define, según la norma, que cada estadounidense en situación de pobreza recibirá US$1.200; si se encuentra casado, si está en pareja recibirá US$2.400 y además por cada hijo menor de 17 años, se sumarán US$500 adicionales.

MIRA: Coronavirus USA | ¿El Gobierno confirmó la entrega de un segundo estímulo económico?

Esta ayuda ha ido llegando por etapas. El pasado 22 de abril, se empezó a entregar a personas jubiladas, discapacitadas de seguro social y las que tienen pensión ferroviaria. Luego el 1 de mayo, se inició la tercera fase que comprende a personas que no han sido detectadas por el Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés), empezando quienes tienen ingresos más bajos.

Es en este último grupo donde también se encuentran los hogares estadounidenses considerados como “no bancarizados”. Se estima, según los datos recogidos en 2017 por la Federal Deposit Insurance Corp (FDIC), que aproximadamente 8.4 millones de hogares se encuentran en esta situación en Estados Unidos.

MIRA: Coronavirus: ¿En qué consiste el tratamiento de plasma contra el COVID-19?

La misma data de la FDIC nos indica que el 17% de los hogares afroamericanos y el 14% de los hogares hispanos no tenían una cuenta bancaria en 2017, en comparación con solo el 3% de los hogares blancos y el 2.5% de los hogares de ascendencia asiática.

La emergencia causada por el COVID-19 golpea a todos dejando impactantes cifras de desempleo, pero las ayudas no llegan con mayor premura a quienes más lo necesitan en Estados Unidos. Una de las razones detrás de la demora de las ayudas económicas se debe a que en el caso de las personas sin cuentas bancarias, se les enviará un cheque. Y se calcula, según un memorando del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara, que solo se imprimen 5 millones de cheques cada semana.

Cabe resaltar que además de la significativa demora que puede representar la lenta emisión de cheques, los servicios financieros alternativos para giros postales, cambio de cheques, remesas internacionales y préstamos a menudo son caros. Por esta razón, los beneficiarios no llegarían a recibir la ayuda económica por completo, ya que deberían asumir los gastos operativos del servicio de giro de cheques.

MIRA | ¿En qué consiste la inmunidad colectiva y qué tan posible es con la COVID-19?

Por lo tanto, quienes no poseen cuentas bancarias podrían recibir la ayuda por los efectos del coronavirus mediante un cheque. Este podría demorar más de lo esperado, por la velocidad con la que estos giros se emiten y la verificación de datos en conjunto con el IRS.

Aún se espera que le gobierno estadounidense evalúe la posibilidad de realizar un nuevo estímulo económico debido a la extensión de la cuarentena y las pérdidas de empleo. Si se diera este rescate, el procedimiento y los plazos podrían ser similares a los experimentados con la primera ayuda.

MIRA: Coronavirus en Los Ángeles: ¿qué medidas adopta este condado para la esperada reapertura económica?

¿Cómo se contagia el coronavirus?

El COVID-19 se contagia por el contacto de una persona sana con otra que esté infectada. Esta enfermedad se propaga de persona a persona mediante las gotículas procedentes de la nariz o boca cuando el que se encuentra enfermo tose o exhala.

En muchos casos, estas gotículas caen sobre objetos o superficies, que después tocan otros individuos y se llevan a la nariz, ojos o boca cuando pasan sus manos por la cara.

¿Cómo prevenir la propagación del coronavirus?

Para reducir la probabilidad de contagio existen varias maneras. Las principales son:

· Lavarse las manos con agua y jabón por 20 segundos y usar alcohol o gel desinfectante.

· Mantenerse a una distancia mínima de 1 metro de cualquier persona.

· Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca, debido a que las manos al palpar muchos objetos y superficies pueden recoger el virus.

· Mantener una buena higiene respiratoria: si tose o estornuda deberá cubrirse la boca y la nariz con el codo doblado o con un pañuelo de papel, que deberá desecharse de inmediato.

· Permanecer en casa si no se encuentra bien. En caso tenga fiebre, tos y dificultad para respirar, busque atención médica y siga las instrucciones que le de personal de salud.

VIDEO RECOMENDADO

El plan de Trump para tener lista una vacuna contra el coronavirus a fin de año

Trump y su plan para tener lista la vacuna contra el coronavirus "para finales de año"

TE PUEDE INTERESAR