Con Twitter y Facebook buscando replicar su modelo, Clubhouse se enfrenta a sus propios defectos de seguridad. (Foto: Reuters)
Con Twitter y Facebook buscando replicar su modelo, Clubhouse se enfrenta a sus propios defectos de seguridad. (Foto: Reuters)
Redacción EC

Un año después de su lanzamiento, disfruta del éxito y se enfrenta a sus primeros grandes problemas. La basada en audio tiene fallos de seguridad y privacidad, así como inexplicables vínculos con empresas chinas. Además, y ya apuestan por replicar sus funciones.

MIRA: Clubhouse: ¿Qué es esta aplicación y cómo se obtiene una invitación?

El valor agregado de Clubhouse es su espontaneidad en cada charla, todos pueden participar y están ante una producción y consumo inmediatos. Por esto último, se supone, que nada se graba. Al menos la red social intenta sancionar a quien violar esta última norma.

Sin embargo, se trata de flacos esfuerzos ante lo que sucede en la practica cotidiana. Algunos ‘podcasters’ ingeniosos han logrado registrar estas conversaciones ayudándose con mesas de grabación. Incluso existe un bot de Telegram que graba automáticamente las conversaciones y es así cómo estas llegan a YouTube.

MIRA: Clubhouse: ¿Cuáles serán las formas de monetizar en esta app?

Ante lo evidente, Alpha Exploration, la startup tras Clubhouse, modificó sus condiciones. Ahora la app manda un aviso cuando detecta que un usuario está grabando, en este indica que se debe avisar al anfitrión de la sala. Antes que la empresa, los usuarios ya habían encontrado salidas como indicar con un emoji rojo en el título que la charla estaba siendo grabada o en todo caso lo hacían de forma explícita.

Durante el pasado fin de semana, un usuario con IP de China —donde la app no se ha lanzado aún— pudo escamotear a la app y logró extraer conversaciones para distribuirlas en webs externas. Esta filtración se dio tras el lanzamiento de supuestas medidas de seguridad en Clubhouse.

MIRA: Facebook se fija en Clubhouse para crear su propia app de chats de audio

Ante el escándalo, la red social resolvió el problema expulsando al usuario y anunció futuras mejoras. Entre estas destacan medidas que buscan impedir que la aplicación transmita pings a servidores ubicados en China, así como un cifrado adicional para proteger las charlas.

Imitaciones de Clubhouse

Mientras estas fallas de seguridad se hacen evidentes, poderosas redes sociales como Facebook y Twitter se afilan las garras y se apresuran a desarrollar funciones propias que imiten a la exitosa app. Ellos no quieren que sus usuarios abandonen sus pantallas por ir a Clubhouse.

Por ahora, se sabe que Facebook está desarrollando su propia versión con un sistema de salas de conversación. Y Twitter ya lanzó Spaces, al menos en versión beta para algunos usuarios, sobre lo que cabe destacar que las similitudes de interfaz con Clubhouse saltan a la vista.

Conexiones con China y otras observaciones

Desde hace unos pocos días, realizado por el Observatorio de Internet de Stanford (SIO) apunta que al empresa Agora —con sede en China— suministra el backend de Clubhouse y proporciona los números de identificación de las salas de chat y de los usuarios en texto plano. Aún no hay comentarios de parte de Agora o Clubhouse al respecto.

Clubhouse no puede ofrecer ninguna promesa de privacidad para las conversaciones mantenidas en cualquier parte del mundo”, dijo en Twitter Alex Stamos, director de SIO.

Stamos también observó que Clubhouse usa servidores no documentados anteriormente y gestionados por EnjoyVC —una empresa con sede en China— que no figura en sus políticas de privacidad. No hay detalles sobre qué tipo de servicios presta esta compañía a la app y tampoco se sabe si tendrá algún tipo de consecuencia sobre los datos de sus usuarios.

VIDEO RECOMENDADO

Apps para trabajar mejor durante el home office
Apps para trabajar mejor durante el home office

TE PUEDE INTERESAR