Preparar pizza casera es muy sencillo y disfrutarás mucho más de su sabor en varias ocasiones si la guardas correctamente. (Foto: Pixabay)
Preparar pizza casera es muy sencillo y disfrutarás mucho más de su sabor en varias ocasiones si la guardas correctamente. (Foto: Pixabay)

En días de , más de uno sacó al chef que lleva dentro y se animó a preparar diversas recetas caseras que encontró en internet, en el coleccionable que estaba en el librero o siguió los consejos de la abuela para crear delicias a la hora del almuerzo o cena. Una de las más buscadas fue la masa de pizza para saciar ese antojo que no se podía concretar sin el delivery.

MIRA: Por qué NO debes tirar el tronco del brócoli a la basura

En muchas ocasiones, el no calcular con exactitud las cantidades hizo que sobrara y para quienes no lo sabían, esto se puede conservar perfectamente para usar en otras ocasiones o en días posteriores gracias a la nevera y el congelador.

MIRA: ¿Por qué es más saludable comer la pasta “al dente” en vez de muy cocida?

Si la vas a guardar en la parte baja de la refrigeradora, hay que tener presente que se mantendrá muy bien durante horas o hasta el día siguiente. Lo recomendable es no olvidar consumirla más tarde de 24 horas luego de hacerla.

Si el plan es comerla el siguiente fin de semana, el congelador es la mejor opción para conservarla en buen estado durante un periodo de 3 o 4 semanas, para así no dañar su sabor y textura.

La masa de pizza casera se puede guardar estirada o en bolas. (Foto: Pixabay)
La masa de pizza casera se puede guardar estirada o en bolas. (Foto: Pixabay)

Trucos caseros para congelar y descongelar

  1. Congelar la masa sin estirar: deja que la masa fermente y, tras doblar su volumen, amásala poco a poco. Así conseguirás desgasificarla (quitar el gas generado por la masa durante la fermentación). Luego córtala en varias porciones y forma bolas con ellas. Envuelve las porciones en papel film previamente untado con aceite de olivar y guárdalas en el congelador.
  2. Congelar la masa estirada: deja que la masa fermente y doble el volumen. Luego amásala y sepárala en distintas porciones. Estira cada una con la ayuda de un rodillo y coloca láminas de papel de hornear engrasadas con aceite de oliva entre cada una. Envuelve con papel film y lleva al congelador.
  3. Congelar la masa enrollada: este es el tercer truco para mantener en buen estado tu pizza casera. Engrasa una lámina de papel de horno con aceite de oliva y pon encima la masa de la pizza ya estirada. Enrolla asegurándote que el papel quede entre ella para separarla.
  4. Descongelar la masa: cuando quieras preparar tu receta de pizza casera, lo primero que deberás hacer es retirarla del congelador y ponerla en la encimera de la cocina durante 30 minutos. Luego de ese tiempo podrás estirarla sin que se rompa.

Cómo hacer masa casera de pizza

Si bien podemos encontrarlas en cualquier tienda o supermercado, no hay nada mejor que prepararla en casa y pasar un buen rato en familia. Aquí te dejamos la y el paso a paso.

Ingredientes:

  • 1 kg de harina
  • 25 g de levadura fresca de panadería
  • Agua templada
  • Sal y aceite

Preparación:

  1. Poner la harina en un recipiente suficientemente grande y dejar un agujero en el medio.
  2. Deshacer la levadura fresca de panadería con un poco de agua caliente y añadirla en el hueco que se hizo previamente. Mezclar ambos ingredientes con la ayuda de una cuchara de madera.
  3. Añadir un poco de sal y aceite de oliva y seguir mezclando con las manos para conseguir una pasta homogénea.
  4. Enharinar una superficie como la encimera de la cocina o la mesa y colocar la masa para seguir trabajándola con las manos. Puedes ayudarte con un rodillo de madera para extenderla y luego seguir usando las manos.
  5. Cuando la masa tenga textura elástica ir añadiendo harina para que que no se pegue. Volver a poner la preparación en el recipiente y dejarla reposar tapada al menos 40 minutos. Esto hará que fermente y crezca.
  6. Cuando haya duplicado su tamaño se podrá cortar en porciones y darle forma circular con ayuda de un rodillo.
  7. Colocar encima de la masa aquellos ingredientes que prefieras y hornear. Así tendrás una deliciosa .
Para preparar una pizza no hace falta ser un experto en la cocina. (Foto: Pexels)
Para preparar una pizza no hace falta ser un experto en la cocina. (Foto: Pexels)

5 errores que cometemos al hornear pasteles

  • No usar ingredientes a temperatura ambiente: En el caso de los huevos o la margarina, este es un punto que nunca debes obviar. Si la receta pide que los ingredientes tengan esa temperatura, hay que respetarlo, pues de no hacerlo podrías tener inconvenientes en la textura final de tu plato.
  • Dejar de lado la batidora: La clave para que una receta horneada salga perfecta es respetar las instrucciones. Si dice batir a mano hazlo así, pero si dice que se requiere de una batidora, no dejes de activarla.
  • Usar productos vencidos: Hay ciertos ingredientes que aún se puede usar luego de expirar, como la harina, pero hay otros que evidentemente pierden sus propiedades originales. Esto sucede con el polvo de hornear y el resultado será que tu no quede esponjoso.
  • No regular la temperatura del horno: Uno de los principales errores al hornear es no regular cuando se usan bandejas oscuras, pues mientras más oscura sea una superficie, absorberá calor con mayor intensidad. Es recomendable disminuir la temperatura de la receta y con eso lograrás el punto exacto de cocción.

VIDEO RECOMENDADO

Tips para que no se pegue la pasta

6 consejos para cocinar mejor la pasta y no se pegue

TE PUEDE INTERESAR

MÁS VIDEOS

Conoce el truco de la preparación

¿Cómo hacer unos huevos estrellados perfectos y sin aceite?: conoce el truco de la preparación

Trucos para que duren más tiempo

Cuarentena: Métodos para conservar las frutas, verduras y carnes