Los meses de verano pueden ser incómodos para las mascotas. (Foto: www.hogarmania.com)
Los meses de verano pueden ser incómodos para las mascotas. (Foto: www.hogarmania.com)
Redacción EC

Los meses de verano en pueden ser bastante incómodos, incluso peligrosos, tanto para las personas como para las que tenemos en nuestro hogar. Es bastante difícil hacer frente al aumento de las temperaturas, pero las cosas se ponen realmente difíciles en las áreas que se ven afectadas por la intenso, a veces con resultados trágicos.

MÁS INFORMACIÓN | ¿Qué “tipos de mascarillas” están prohibidas en los aeropuertos de Estados Unidos?

Es muy importante saber detectar cuando nuestras mascotas están pasando calor. Algunos síntomas nos pueden poner en alerta. Si el animal está como fatigado o somnoliento puede estar pasando calor, advierten desde la Sociedad Humana de los Estados Unidos. Este organismo publicó a tomar en cuenta para evitar los golpes de calor en nuestras mascotas.

Nunca dejes a tu mascota en el auto

Ni siquiera con el aire acondicionado encendido. En un día cálido, las temperaturas dentro de un vehículo pueden elevarse rápidamente a niveles peligrosos. En un día de 85°F, por ejemplo, la temperatura dentro de un auto con las ventanas ligeramente abiertas puede alcanzar los 102°F en 10 minutos. Después de 30 minutos, la temperatura alcanzará los 120°F. Su mascota puede sufrir daños irreversibles o morir.

Si el animal está somnoliento o desganado puede ser síntoma de que está pasando calor. (Foto: Pexels)
Si el animal está somnoliento o desganado puede ser síntoma de que está pasando calor. (Foto: Pexels)

Siempre atento a los niveles de humedad

“Es importante recordar que no es solo la temperatura ambiente, sino también la humedad lo que puede afectar a su mascota”, dice el Dr. Barry Kellogg, de la . “Los animales jadean para evaporar la humedad de sus pulmones, lo que les quita el calor del cuerpo. Si la humedad es demasiado alta, no pueden refrescarse y su temperatura se disparará a niveles peligrosos, muy rápidamente”.

Limita el ejercicio en los días calurosos

Ten cuidado al ejercitar a tu mascota. Ajusta la intensidad y la duración del ejercicio de acuerdo con la temperatura. En los días muy calurosos, limita el ejercicio a las primeras horas de la mañana o de la noche, y ten especial cuidado con las mascotas con orejas de color blanco, que son más susceptibles al cáncer de piel, y las mascotas de nariz corta, que suelen tener dificultad para respirar.

El asfalto se calienta mucho y puede quemar las patas de tu mascota, así que pasea a tu perro por el césped si es posible. Lleva siempre agua contigo para evitar que tu perro se deshidrate.

El asfalto se calienta mucho y puede quemar las patas de tu mascota. (Foto: Pexels)
El asfalto se calienta mucho y puede quemar las patas de tu mascota. (Foto: Pexels)

No confíes en el ventilador

Las mascotas responden de manera diferente al calor que los humanos. Los perros, por ejemplo, sudan principalmente a través de las patas. Y los ventiladores no enfrían a las mascotas con tanta eficacia como a las personas.

Dale mucha sombra y agua

Siempre que tu mascota esté al aire libre, asegúrate de que tenga protección contra el calor y el sol y mucha agua fresca y fría. En olas de calor, agregue hielo al agua cuando sea posible. La sombra de los árboles y las lonas son ideales porque no obstruyen el flujo de aire. Una caseta para perros no alivia el calor; de hecho, lo empeora. Así que tenga cuidado con ese detalle.

Refresca a tu mascota

Podemos hacerlo con agua o con toallitas húmedas, haciendo hincapié en la cabeza y el tronco.

Atento con los golpes de calor

Las temperaturas extremas pueden provocar un golpe de calor. Algunos signos de insolación son jadeo intenso, ojos vidriosos, latidos cardíacos rápidos, dificultad para respirar, sed excesiva, letargo, somnolencia, fiebre, mareos, falta de coordinación, salivación profusa, vómitos, lengua de color rojo oscuro o púrpura, convulsiones e inconsciencia.

Los animales corren un riesgo particular de sufrir un golpe de calor si son muy viejos, muy jóvenes, tienen sobrepeso, no están condicionados a un ejercicio prolongado o tienen una enfermedad cardíaca o respiratoria. Algunas razas de perros, como boxers, pugs, shih tzus y otros perros y gatos con hocicos cortos, tendrán más dificultades para respirar en condiciones de calor extremo.

Es totalmente desaconsejable salir a pasear en las horas de más calor. (Foto: Pexels)
Es totalmente desaconsejable salir a pasear en las horas de más calor. (Foto: Pexels)

Cómo tratar un golpe de calor

Es importante mantener la calma y actuar de forma rápida. Mientras llegas a la veterinaria, dale los siguientes primeros auxilios:

  • El objetivo es disminuir su temperatura corporal, para ello mójalo con agua a temperatura ambiente. No lo cubras con toallas, ni lo bañes con agua helada.
  • Intenta que beba agua fresca. Ni mucha, ni muy rápido, para que se vayan estabilizando sus niveles de hidratación.

Al llegar a la veterinaria, describe con detalle el episodio que ha sufrido tu perro. El veterinario lo revisará cuidadosamente y controlará sus signos. También es probable que le dé algún tratamiento para acelerar que se recupere.

VIDEO RECOMENDADO

Trump aislado y amenazado por segundo juicio de destitución
Los demócratas se alistaban el sábado para lanzar un segundo juicio de destitución contra Donald Trump, algo inédito en la historia de Estados Unidos, mientras null

TE PUEDE INTERESAR


TAGS RELACIONADOS