Redacción EC

La expectativa de la llegada del primer lote de vacunas contra el a nuestro país, contrasta con el rechazo a la misma del 48% de peruanos, , y que significó un incremento de 26% desde la medición realizada en agosto de 2020.

MIRA: Vacunación en Perú: ¿quién fue el primer médico en ser vacunado con la dosis de Sinopharm?

Lo cierto es que cuando una alta proporción de la población se vacuna ayuda a prevenir la propagación de la enfermedad, lo cual protege a quienes no han desarrollado la inmunidad o no pueden ser vacunados.

“Es importante que estemos bien informados acerca de la vacuna contra el COVID-19 y considerarla como una opción más para empezar a erradicar esta enfermedad, siendo a la vez responsables y coherentes con nuestras acciones con respecto a la salud de todos”, destaca Pedro Abad, director médico de MAPFRE.

Cabe destacar que todas las vacunas autorizadas son sometidas a estrictas pruebas y siguen bajo constante evaluación tras su comercialización. La principal arma para erradicar el COVID-19 es la inmunización. Además, la historia demuestra que la vacunación es una vía eficaz para intervenir en salud pública ya que se han logrado erradicar enfermedades letales.

MIRA: Vacuna COVID-19: este es el itinerario de la distribución de dosis de Sinopharm para las regiones

¿Cómo funcionan las vacunas?

La vacuna suele consistir en dosis muy pequeñas del propio agente (forma inactiva o atenuada) que origina la enfermedad, por lo que provoca la creación de anticuerpos que permanecen en el organismo y lo protegen en el caso de futuros contagios.

Abad asegura que la inmunización es una intervención altamente efectiva, cuyo objetivo es el control y potencial eliminación de enfermedades inmunoprevenibles. Sin embargo, agrega, no se debe bajar la guardia. “Vacúnese contra el COVID-19, use mascarilla, mantenga una distancia de al menos de 1.5 a 2 metros, evite las multitudes y lávese las manos con agua y jabón, para protegerse del COVID-19”.

Y es que la llegada e inicio del proceso de vacunación en nuestro país significa el final de la pandemia. “Es necesario que la población, el país y su sistema de salud se prepare para convivir con el virus y tomar las precauciones necesarias”, señala el Dr. Carlos Vidurrizaga, investigador del Centro de Bioingeniería de UTEC.

MIRA: Vacunación Nacional Covid-19 en Perú: últimas noticias de la aplicación de las primeras dosis de vacuna Sinopharm

Cuarentena y segunda ola

Por otro lado, para Vidurrizaga las restricciones implementadas por el gobierno se han dado de manera muy poco severa, por lo que considera que puede ser insuficiente para frenar el avance del virus en su segunda ola.

De acuerdo con el especialista, algunas medidas más que se deberían tomar son los cercos epidemiológicos, desarrollar centros de oxigenoterapia, sincerar las cifras para tomar decisiones adecuadas, y prepararnos para más años de pandemia.

“Conversando con colegas de Estados Unidos, me comentaban que se están preparando para poder seguir funcionando como un hospital normal en un contexto de que la pandemia dure de dos a tres años más. Ellos van a seguir haciendo operaciones cardíacas y tratando cáncer. Todos los servicios están haciendo protocolos porque, de lo contrario, la gente va a seguir muriendo, ya sea por COVID-19 o por otras causas”, acotó Vidurrizaga.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

Gobierno oficializó el acuerdo con Pfizer para la compra de 20 millones de vacunas contra la COVID-19