El temor de una segunda ola de infecciones de COVID-19 está relacionado a la gripe española que azotó entre 1918.(AFP / MARTIN BERNETTI).
El temor de una segunda ola de infecciones de COVID-19 está relacionado a la gripe española que azotó entre 1918.(AFP / MARTIN BERNETTI).

Luego de varias semanas en cuarentena, los distintos gobiernos de Asia, Europa y Latinoamérica, principales focos de la pandemia del nuevo , decidieron iniciar una fase de reapertura, luego de que los estudios realizados daban cuenta de una disminución de infectados en sus territorios. Ante el riesgo de que más personas salgan a las calles, ¿es probable hablar de una por alrededor del mundo?

MIRA: ¿Cuáles son los primeros síntomas que tendré si me contagio de COVID-19?

Los primeros países que tuvieron éxito logrando controlar la pandemia fueron China, Corea del Sur, Alemania y Nueva Zelanda. Pero en los últimos días, se han registrado nuevos casos positivos y fallecidos a causa del COVID-19 en estos rincones del mundo. Por el momento, ni una nación puede asegurar haber vencido la batalla al virus.

¿Qué es la segunda ola de COVID-19?

El temor de una segunda ola de infecciones de COVID-19 está relacionado a la gripe española que azotó entre 1918 y 1919, causando la muerte de aproximadamente 50 millones de habitantes alrededor del mundo. Esta pandemia inició en la primavera de 1918, pero en el otoño generó una segunda ola devastadora. Por esta razón, se viene especulando que podría darse una situación similar con el coronavirus.

Según distintos epidemiólogos, no existe una definición formal de una segunda ola, pero pueden reconocerla cuando la ven. En palabras de la doctora Jessica Justman de la Escuela de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia, se trata “un aumento que involucra a un segundo grupo de personas después de que las infecciones en un primer grupo hayan disminuido”.

Por su parte, el científico principal del Centro Johns Hopkins para la Seguridad de la Salud, Eric Toner, explicó que “olas” no es un término especialmente útil para describir una pandemia. Y aseguró que el aumento de casos se debe más al comportamiento de las personas. “El virus no desaparece y regresa. El virus todavía está aquí. Está arriba en algunos lugares y abajo en otros “, remarcó.

MIRA: ¿Cómo tratar a una persona con COVID-19 en casa? Sigue estas recomendaciones

El doctor Elmer Huerta en su programa para la CNN, lo explicó así: “para que se produzca un severo rebrote o una segunda ola de la infección debe cumplirse un requisito fundamental: que la infección haya sido completamente controlada la primera vez. De lo contrario, no se puede hablar de rebrote o de segunda ola, sino de persistencia de la infección, es decir que nunca se controló”.

¿Cuán factible es que ocurra una segunda ola de infectados por coronavirus?

La mayoría de países en el mundo ya ha dado fin a sus cuarentenas obligatorias. En América, esto fue motivado por el pedido de los sectores más vulnerables que exigían se reactive la economía. El panorama con medidas menos estrictas, busca que los ciudadanos retomen sus actividades y así generen ingresos.

Mientras no se cuente con un tratamiento efectivo para el COVID-19, los expertos han asegurado que hay posibilidades de un rebrote igual o con mayor intensidad que la primera vez.

La directora de Salud Pública de la , María Neira, declaró a la emisora de radio de Barcelona RAC-1, que la posibilidad de una segunda ola importante del coronavirus “cada vez se va descartando”.

“Hemos rebajado tanto la tasa de transmisión que el virus tendrá dificultades para sobrevivir. Debemos tener mucha prudencia para afirmar si esto es el final de la ola, pero los datos como mínimo nos muestran que se ha evitado la transmisión y la explosión de las primeras semanas”, indicó Neira.

MIRA: ¿Por qué la economía de Perú está en cuidados intensivos tras 100 días de confinamiento?

¿Qué medidas se deben tomar para evitar un rebrote del coronavirus?

“Con la apertura hay que ver cómo se comporta el virus. Esperamos que no haya otros brotes, pero será una batalla día a día”, detalló la directora de Salud Pública de la OMS.

La “nueva normalidad” como es llamada en diversos países del mundo, ya que es una fase que comienza después del confinamiento, no debe ser tomada como un juego por los habitantes. Ya expertos en salud han declarado que si se toma a la ligera, la segunda ola será más dura de lo que creemos.

La Organización Mundial de la Salud advirtió que el “el mundo está en una fase nueva y peligrosa. Es comprensible que muchas personas estén hartas de estar en sus hogares. Los países están comprensiblemente ansiosos por abrir sus sociedades y economías”

MIRA: ¿Afecta el calor y la temperatura al coronavirus?

La única forma de evitar un rebrote del coronavirus es manteniendo las medidas de higiene. El uso de mascarillas y el constante lavado son hábitos que la población debe mantener para evitar más contagios.

Por su parte, epidemiólogo Luis Suárez-Ognio, exjefe del Instituto Nacional de Salud, detalló que “mientras no haya una vacuna [contra el COVID-19], la única medida que tenemos para evitar los contagios es el aislamiento social”.

¿Cómo evitar la propagación del coronavirus?

Para reducir la probabilidad de contagio existen varias maneras. Las principales son:

· Lavarse las manos con agua y jabón por 20 segundos y usar alcohol o gel desinfectante.

· Mantenerse a una distancia mínima de 1 metro de cualquier persona.

· Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca, debido a que las manos al palpar muchos objetos y superficies pueden recoger el virus.

· Mantener una buena higiene respiratoria: si tose o estornuda deberá cubrirse la boca y la nariz con el codo doblado o con un pañuelo de papel, que deberá desecharse de inmediato.

· Permanecer en casa si no se encuentra bien. En caso tenga fiebre, tos y dificultad para respirar, busque atención médica y siga las instrucciones que le de personal de salud.

¿Quiénes son las personas que corren más riesgo por el coronavirus?

Debido a que la covid-19 es un nuevo coronavirus, de acuerdo con los reportes que se tienen a nivel mundial, las personas mayores y quienes padecen afecciones médicas preexistentes como hipertensión arterial, enfermedades cardiacas o diabetes son las que desarrollan casos graves de la enfermedad con más frecuencia que otras.

VIDEO RECOMENDADO

Dr. Huerta: “se teme que la inmunidad natural por COVID-19 no sea permanente”

Dr. Huerta: “se teme que la inmunidad natural por COVID-19 no sea permanente”

TE PUEDE INTERESAR