El nombre de la casa se debe al asesinato en 2016 de Paola Buenrostro, una trabajadora sexual trans. (Foto: AFP)
El nombre de la casa se debe al asesinato en 2016 de Paola Buenrostro, una trabajadora sexual trans. (Foto: AFP)

La Casa Hogar Paola Buenrostro, inaugurada este lunes y localizada en las afueras de Ciudad de México, será un lugar de referencia y único en el país por sus características para las personas que quieran iniciar una nueva vida.

En el centro se atenderá a personas de la población LGBT, principalmente transexuales y se les proveerá de un “tratamiento psicológico, pedagógico, educativo y laboral para ir construyendo un proyecto de vida integral”, explicó a Efe Kenya Citlali Cuevas, mujer transexual representante de la Casa de Muñecas Tiresias.

Además, se alargará el proceso de acompañamiento “para que no se sientan solas” durante un año o hasta que sepan con seguridad que pueden desarrollar su vida de manera independiente.

Este proyecto, llevado a cabo por la organización Casa de las Muñecas Tiresias en colaboración con la Secretaría de Inclusión y Bienestar Social (SIBISO) de Ciudad de México, abrirá sus puertas a personas de diversos a principios del año que viene.

Para Cuevas, esta apertura de SIBISO con Casa de las Muñecas para la reinserción económica y laboral de las personas que presentan una vulnerabilidad, busca que se convierta en un modelo de intervención a nivel mundial.

“Sabemos que históricamente otros modelos no han funcionado y estamos cambiando la forma de intervenir pero también la forma de interactuar con las instituciones, que han tenido cierto rezago con las poblaciones vulnerables. Queremos hacer sinergia, conseguir que volvamos a creer”, detalló la activista.

Desde Casa de las Muñecas venían haciendo un trabajo similar desde hace años en una casa que Cuevas mantenía con sus propios recursos económicos y que tenía muchísima menor capacidad.

Además, la zona donde se ubica la nueva casa hogar, en la alcaldía Gustavo A. Madero, norte de la capital mexicana, es compleja debido a sus altos índices de pobreza y conflictividad, lo que para la organización es un reto y una motivación.

Los crímenes de odio contra personas con distinta orientación sexual se producen continuamente en todo el mundo. (Foto: AFP)
Los crímenes de odio contra personas con distinta orientación sexual se producen continuamente en todo el mundo. (Foto: AFP)

“Cuando me propusieron este espacio disponible lo primero que dije fue ‘sí’ porque siempre me ha gustado trabajar donde nadie ha trabajado. Hay gran alcance de población y las instituciones no cubrían todas las necesidades”, detalló Cuevas.

La vida de la activista ha sido muy difícil pues fue trabajadora sexual desde los 9 años, estuvo viviendo en la calle, consumiendo drogas durante muchos años e incluso estuvo encarcelada durante doce años.

“He estado dentro, pero me doy cuenta desde que estoy en este lado que he visto muchos obstáculos y prejuicios, por lo que decidí emprender un trabajo que no me beneficiara solo a mí (...). Eso me ha generado institucionalizar mi trabajo para establecer una metodología desde mi experiencia”, comentó.

La representante de la SIBISO, Almudena Ocejo, se mostró durante el acto de inauguración muy satisfecha con el trabajo realizado y explicó que este tipo de iniciativas están encaminadas hacia la inclusión socioeconómica, “el primer paso” para acabar con una discriminación histórica.

El nombre de la casa se debe al asesinato en 2016 de Paola Buenrostro, una trabajadora sexual trans, reconocimiento que Cuevas consideró histórico y símbolo de que México “está creciendo como país y visibilizando trabajos que no son reconocidos y en los cuales la sociedad ha encasillado a las mujeres transexuales”.

Al final del evento hubo actuaciones de cantantes y bailarines drag, como la tabasqueña Laura León "Tesorito" o Teysha, quien forma parte de la compañía de teatro "México Talento Drag".

“[Estamos aquí para] apoyar a la comunidad que a veces somos muy vulnerables ante la sociedad. Es un honor para nosotros apoyar estas causas”, explicó la bailarina, quien dijo que ella habría agradecido tener acceso a más formación y estudios cuando empezó a adentrarse en la cultura trans.

“Ciudad de México está lleno de personas drag y LGBT. Hay mucha diversidad pero también hay discriminación entre nosotros como comunidad y desde la población”, terminó.

EFE

TE PUEDE INTERESAR