Módulos Temas Día

Más en Qué

¿Qué recomendaciones seguir según la edad para evitar enfermedades cardiovasculares?

La mayoría de las enfermedades del corazón pueden ser evitadas con cambios de hábitos y estilo de vida, así como una reducción de los factores de riesgo.

running

Hay rutinas saludables para mantener un corazón sano y fuerte. (Foto: Pixabay)

Hay rutinas saludables para mantener un corazón sano y fuerte. (Foto: Pixabay)

Ingerir comida chatarra por las noches, tener a la hamburguesa como primera opción a la hora del almuerzo, no realizar ejercicios, fumar e ingerir alcohol están en la lista de actividades de la gran mayoría y para algunos esto significa una señal de alerta; sin embargo, cuando se presentan los problemas cardiacos, muchos se preguntan qué los ocasionó y por qué nunca le brindaron atención a su corazón.

Las enfermedades cardiacas (como el infarto de miocardio y el accidente cerebrovascular) son cada vez más usuales en el mundo y en Perú representan una de las tres primeras causas de mortalidad. Además, más de 3 millones de peruanos sufren alguna enfermedad del corazón y cerca de 400 mil padece de insuficiencia cardíaca, mientras 300 mil de hipertensión.

La prevención juega un papel vital y todo lo que hagamos para mejorar nuestro estilo de vida nos ayudará a que este importante órgano del cuerpo se mantenga saludable.

Estos cambios pasan por una buena alimentación y algo de ejercicio que nos haga activos. Mantener un corazón sano y fuerte no es difícil, solo hay que seguir algunas recomendaciones como controlar la presión arterial una vez al año, mantener niveles de colesterol y triglicéridos bajo control, un peso saludable, ejercicio periódico de 150 minutos a la semana, limitar el consumo de alcohol, no fumar, controlar el estrés, dormir de 7 a 8 horas y chequear una vez al año el azúcar en el cuerpo.

Para saber qué cuidado adoptar dependiendo de la edad que tengamos, el doctor Miguel Reyes, cardiólogo de la clínica Anglo Americana, explica a El Comercio qué hacer y qué no para mantenernos saludables y evitar los males en el corazón:

Entre los 20 y 40 años

1. Adoptar los hábitos de vida saludable en esta edad es óptimo. De tal manera que a lo largo de la vida se tenga menos tiempo y menos factores de riesgo para el desarrollo de aterosclerosis, es decir, envejecimiento de las arterias del cuerpo.

2. De tener antecedentes familiares de hipertensión arterial, diabetes, colesterol alto o enfermedad cardiovascular, también hay que controlar el peso con un nutricionista.

3. Tener un control preventivo al año que incluya examen del peso, presión arterial y análisis de sangre para el control de factores de riesgo.

4. Manejar los niveles de estrés, pues el estar extenuado mental o físicamente favorece al sedentarismo y depresión.

5. Realizar caminatas de 10 a 20 minutos diarios ayuda a tener mentalidad positiva y cambiar el ánimo, manteniendo vital al cuerpo y la mente.

6. En cuanto a la alimentación se recomienda beber dos vasos de agua antes del desayuno. Combinar leche, yogurt o avena con ensalada de fruta, dos trozos de pan y agregar palta, queso o aceituna. Evitar los jugos, el exceso de azúcar y sal.

7. El almuerzo debe incluir arroz o papa y menestra o complemento moderadamente. Una presa de carne de pollo, pescado o carne roja (una o dos veces a la semana esta última), y una ensalada cruda de preferencia. Evitar bebidas gaseosas, jugos de caja y comidas rápidas.

8. En la cena, comer la mitad de lo que se ingirió al medio día para poder descansar bien en la noche. No olvidar de llevar una manzana, pera frutos secos y beber agua en caso de tener apetito entre comidas.

Entre 40 y 60 años

1. A los 50 años es habitual el inicio de hipertensión arterial y diabetes, por lo que los controles médicos donde se supervise la presión, glucosa y colesterol son importantes.

2. Si a pesar de las medidas se desarrolla diabetes, hay que controlar la enfermedad con la especialidad de endocrinología, la hipertensión arterial y colesterol alto con cardiología. La presencia de dolor de pecho opresivo con esfuerzos con o sin es un factor de riesgo.

3. En cuanto a la alimentación se recomienda comer despacio, tres veces al día, en la mesa tranquilamente y masticar bien los alimentos. Se pueden ingerir cereales, legumbres y papas, evitar el consumo de productos excesivamente dulces, cuidarse de la grasa de origen animal, aumentar el consumo de pescado, aceite de oliva, no abusar de la sal, embutidos y conservas, beber suficiente agua (1.5 litros al día)

De los 60 años en adelante

1. El médico de la clínica Anglo Americana, Miguel Reyes, recomienda llevar una dieta equilibrada y saludable al ser adulto mayor, pues esto es esencial para prevenir enfermedades cardiovasculares.

2. A esto se le debe agregar el controlar regularmente el peso, no excederse en el consumo de alcohol y eliminar el tabaco, realizar actividad física de forma periódica, revisar y mantener supervisados los niveles de colesterol y glucosa, así como tener un control médico periódico.

3. En caso presentar factores de riesgo, enfermedad, dolor de pecho opresivo o falta de aire con esfuerzo sin motivo claro es necesario y vital el control con un cardiólogo.

La alimentación, el colesterol, presión arterial y mantener un ritmo de vida activo y saludable forman parte de los factores externos que se pueden controlar y que ayudan a mantener un corazón fuerte y sano. Estas recomendaciones llegan en el marco del Día Mundial del Corazón, que se celebra el 29 de septiembre y en el que se busca que la población conozca mejor los métodos para reducir al mínimo los factores de riesgo.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada