Redacción EC

Han pasado tres meses desde la llegada del , el nuevo de la marca sueca que sorprende a todos con sus datos: 1.600 HP, 1.500 Nm de torque y una producción de 125 ejemplares.

A pesar del exorbitante precio de cada unidad (US$ 2.8 millones), solo fue cuestión de horas para que todas las unidades sean vendidas. Sin embargo, hoy sabemos que hubo un ejemplar único en el mundo, conocido como ‘one off’, vendido a un cliente.

Se trata del Koenigsegg Jesko Red Cherry Edition, un superauto con una carrocería que combina el rojo cereza de su pintura con una dosis extra de fibra de carbono. Este último elemento lo vemos en el difusor posterior, splitter delantero, tomas de aire, alerón y fenders.

Por otro lado, esta edición especial del Koenigsegg Jesko adquiere un nuevo juego de aros creados en fibra de carbono, de 20 pulgadas para el eje delantero y 21 pulgadas para el eje posterior.

La compañía no ha compartido imágenes de las modificaciones en el habitáculo con el que cuenta este Koenigsegg Jesko. Sin embargo, es probable que se haya realizado un nuevo tapizado en alcantara y cueros premium en colores rojo y negro, además de detalles extras en fibra de carbono.

Por el momento no existen detalles de precio que alcanzó esta unidad. Sin embargo, se especula que podría superar US$ 3.3 millones.