El Lamborghini Aventador en cuestión ha sido decorado de manera que logre llamar rápidamente la atención de los pilotos de avión. (Foto: Difusión).
El Lamborghini Aventador en cuestión ha sido decorado de manera que logre llamar rápidamente la atención de los pilotos de avión. (Foto: Difusión).

No cabe duda que un siempre va a llamar la atención de las personas. Su diseño, sonido, velocidad y deportividad hacen voltear a cualquiera en la calle. Y si lo encontramos en la pista de aterrizaje de algún aeropuerto, la sorpresa será mucho mayor.

Ese es el caso del aeropuerto de Bolonia, en Italia, donde se ha apostado por un LP580-2 para que funcione como guía de los pilotos de avión una vez que hayan aterrizado.

El italiano tendrá la labor de guiar a los aviones hasta la puerta de embarque que le corresponde en el aeropuerto. Como era de esperarse, el modelo de Lamborghini cuenta con una decoración especial en su carrocería.

El Lamborghini Aventador en cuestión ha sido decorado de manera que logre llamar rápidamente la atención de los pilotos de avión. (Foto: Difusión).
El Lamborghini Aventador en cuestión ha sido decorado de manera que logre llamar rápidamente la atención de los pilotos de avión. (Foto: Difusión).

La carrocería en gris mate hace un contraste con detalle en color amarillo. El objetivo es que llame rápidamente la atención del piloto para ser guiado. Además, cuenta con frases como ‘follow me’ (sígueme) en sus puertas.

Recordemos que el Lamborghini Huracán en cuestión llega equipado de un propulsor V10 de 5.2 litros que produce 580 caballos de potencia y 540 Nm de torque. Esto le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 3.4 segundos y alcanzar una velocidad tope de 320 km/h.