Redacción EC

La última genialidad de Lego es nada y menos un Mini Cooper clásico. Para ser exactos, una versión de colección que se fabricó en 1997 para conmemorar los 40 años del modelo británico.

En color “Classic Green”, este Mini utilizó 1.077 piezas, midiendo 25 centímetro de largo y 14 de ancho. Para ello, Lego ha hecho que las medidas mantengan las proporciones del auto original de la versión XS.

Por si fuera poco, algunos detalles como el capot y las puertas pueden abrirse. También incluye una cesta de picnic con una botella de ginebra. Mira el espectacular modelo aquí.

TAGS RELACIONADOS