Redacción EC

Era un día especial para varios amigos en Polonia quienes estaban disfrutando una jornada de drifting en un circuito cerrado.

Uno de ellos que llevaba una gorra blanca se entusiasma por las habilidades que realiza su amigo junto a un BMW M3 y se acerca más a la pista, cuando de pronto el conductor hace una derrapada larga. Vea lo que sucede después.