Francisco León compite con una Mitsubishi L200 4x4. (Foto: ITEA Photo)
Francisco León compite con una Mitsubishi L200 4x4. (Foto: ITEA Photo)
Ricardo Vílchez

Las etapas peruanas del Dakar 2018 ha sido una dura prueba para los competidores, así lo demuestra la gran cantidad de abandonos (23% de los competidores) tras solo cinco etapas. El último en sucumbir a las dunas peruanas han sido nuestros compatriotas del equipo Alta Ruta 4x4, conformado por los experimentados Francisco León y Tomás Hirahoka.

El binomio nacional no pudo empezar la sexta etapa entre Arequipa y La Paz, debido a fallar electrónicas en su Mitsubishi L200 DKR. Este fue el sexto Dakar del importante equipo que no pudo con las duras dunas de nuestro país, demostrando que aun siendo locales la dificultad es la misma para todos y el desierto peruano no perdona.

En este momento aún siguen compitiendo los distintos pilotos nacionales en una de las jornadas más largas del Rally Dakar.