En 1992 la firma británica McLaren trata de llevar su amplia experiencia en la máxima categoría del automovilismo para producir un auto de calle. Es así que nace el F1, un potente superdeportivo cuyo precio se acercaba al US$ 1 millón. Precisamente ese modelo acaba de ser noticia en Japón. Un empresario nipón compró este vehículo, lo guardó en casa tal cual salió de fábrica y hoy, 20 años después, nos muestra su perfecto estado.

El McLaren F1, considerado por muchos como el mejor auto de la historia, sorprendió en su época por las prestaciones que ofrecía. Se usó fibra de carbono para reducir considerablemente su peso y mejorar su desempeño, por lo que apenas superaba los 1.110 kg. Por otro lado, fue equipado de un potente motor V12 de 6.1 litros, capaz de producir 626 hp. Gracias a ello, obtuvo el título de ser el auto de producción más rápido del mundo.

En la siguiente galería encontrarás mayores detalles de este McLaren F1 encontrado recientemente en tierras japonesas.

TAGS RELACIONADOS