Conducir un llama la atención de cualquier transeúnte. Sin embargo, si a esto sumas que el superdeportivo ha sido personalizado con 2 millones de cristales de Swarovski, las miradas simplemente no se despegarán del auto.

Eso es lo que sucedió en Londres con el Lamborghini Aventador SV de Daria Radionova, una empresaria rusa que se dejó ver por las calles de Londres. Como era de esperarse, las personas que paseaban por la calle no dudaron en fotografiar y registrar en video al llamativo auto.

El tratamiento de Swarovski, joyería conocida alrededor de mundo, consiste en implementar unos preciosos cristales en la carrocería del auto. Ya habíamos visto este trabajo en un Lamborghini Huracán con 1.3 millones de piezas. Sin embargo, en esta ocasión, el Aventador alcanzó las 2 millones.

Según información brindada por la joyería, para obtener el diseño final de este Lamborghini Aventador SV se necesitó un total de 700 horas de trabajo. Un equipo especializado debió instalar meticulosamente a mano cada uno de los cristales.

Recordemos que Lamborghini solo creó 600 ejemplares de esta variante exclusiva del Superveloce. El superauto italiano llega equipado de un motor V12 que desarrolla 750 caballos de potencia.