Módulos Temas Día

Probamos el Volkswagen Virtus, un sedán con inteligencia artificial | FOTOS

El Volkswagen Virtus es un auto que destaca por su habitabilidad, seguridad y por tener un asistente virtual. Sí, así como lo lees.

El Volkswagen Polo Sedán ahora se llama Virtus y llega con una mejorada apariencia, así como novedades a nivel de equipamiento y tecnología. Una de ellas, un asistente virtual llamado Watson.

Watson es el nombre artístico de una aplicación de inteligencia artificial que estrena el Volkswagen Virtus. Desarrollada por IBM, esta tecnología será capaz de reconocer voces y de responder hasta seis mil preguntas que el usuario se haga sobre el funcionamiento del vehículo. Volkswagen lo denomina “manual cognitivo”.

En Google y Apple hay una aplicación gratuita que se llama “Mi VW”. Una vez descargada, esta aplicación te pedirá que introduzcas el número de chasis del Virtus y, tras este sencillo paso, ya podrás empezar a interactuar con Watson.

Diseño

Si bien sigue los cánones conservadores del Grupo Volkswagen, el Virtus tiene una apariencia bastante atractiva. Hay mucho equilibrio y elegancia, teniendo rasgos que me hicieron recordar a un Audi A4.

El frontal es prácticamente un calco del que se aprecia en el Polo. Se muestra sobrio y un tanto continuista, pero a la vez elegante, con una parrilla que nos hace recordar otros productos recientes de la marca, como el Arteon o el T-Roc.

Mirando el lateral, sobresale una placa con el nombre de la versión (Highline) en los guardafangos y es aquí donde empezamos a notar ciertos rasgos de Audi por las líneas fluidas que muestra, rasgos que, por cierto, se acentúan en la parte posterior por la forma de los faros y el diseño de la maletera.

Interior 

En tanto, el interior va acorde con lo que ofrece el segmento si de calidad de acabados hablamos; es decir, plásticos duros no tan agradables al tacto. Sin embargo, todos estos plásticos están bien ajustados, de manera que no se escucha el crujido típico cuando hay excesiva cantidad de plástico duro.

En el tablero, que está orientado ligeramente hacia el conductor, encontramos un soporte para smartphones que hasta tiene una entrada USB. En estos tiempos, se trata de un elemento muy acertado.

Sin embargo, se prescinde de un elemento que creemos es esencial para esta época: la cámara de retroceso.

Motorización 

El Virtus llega a Perú con una sola motorización. Lleva un propulsor de 1,6 litros, de cuatro cilindros e inyección electrónica multipunto, que produce 110 HP. Puede ir ligado a una caja mecánica de cinco velocidades o, como en la versión probada, una automática Tiptronic de seis relaciones.

Se trata de una mecánica muy orientada a las zonas urbanas. La caja hace bien su trabajo y los cambios son cortos hasta la cuarta marcha, mientras que la quinta y sexta son más largas. Todo con el fin de economizar al máximo el combustible.

Lee la reseña completa del Volkswagen Virtus en la edición 647 de Ruedas&Tuercas, ya disponible en quioscos y supermercados.

Tags Relacionados:

Volkswagen

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada