Luego de más de 1000 kilómetros de recorrido divididos en 4 etapas, el Campeonato Baja Inka Mitsubishi Motors Paracas 1000 finalizó de manera exitosa. Fueron 5 campeones de distintas categorías que demostraron tener el talento y preparación necesaria para enfrentar uno de los retos de off-road más complicados en Sudamérica.

En la categoría motos, el portugués Paulo Goncalves pudo coronarse como campeón del certamen. El representante del equipo Monster Energy Honda Team fue el más regular durante las 4 fechas. Y, a pesar de no haber ganado ninguna de las etapas, logró imponerse a Adrien Ven Bereven (2do) y Kevin Benavides (3ero).

Una de las revelaciones del campeonato fue, sin duda, el argentino Nicolás Cavigliasso. El joven piloto demostró que, al volante de su cuatrimoto, le espera un gran futuro en las competencias de cross country. Detrás quedaron el también argentino Nicolás Gagliardi y nuestro representante nacional, Ignacio Flores.

En la categoría coches T1.1 también se dio un evento que pocos planeaban. El boliviano Rodrigo Gutiérrez alcanzó la gloria luego de superar a Diego Weber, campeón de la edición pasada de la Baja Inka. El podio lo completó el argentino Emiliano Spataro, representante del equipo Renault Duster Dakar Team.

Jimmy Huidobro se llevó la categoría coches T1.2 tras su segunda participación en la Baja Inka. Pero eso no es todo. El piloto también se hizo acreedor de un wild card, pase gratuito para que pueda formar parte del Rally Dakar 2018.

La dupla conformada por los hermanos Juan Carlos Uribe y Javier Uribe lograron el primer puesto en la categoría UTV’S. Pero eso no es todo. También obtuvieron el Dakar Challenge, un pase gratuito al Dakar 2018 otorgado por ASO, la organización encargada del evento de rally raid.

TAGS RELACIONADOS