Redacción EC

Julio de 1979 es inolvidable para . Hacía solo dos años que había empezado a competir como equipo en el campeonato de . Le bastó ese breve tiempo para llevarse las palmas: sus pilotos Jean-Pierre Jabouille y René Arnoux ocuparon el primer y tercer lugar en el podio, respectivamente, en un triunfo categórico logrado nada menos que en Francia, el país natal de la marca.

Pero además, 1979 fue el primer año en que un monoplaza con motor turbo sobrealimentado logró imponerse en la máxima categoría. Hasta entonces, ninguna escudería se había atrevido a utilizar un motor turbo pero Renault lo adoptó, a pesar del silbido que hacía, lo que le valió a la máquina el sobrenombre de “La tetera amarilla”.

► 
► 

La victoria contundente del RS01 hizo que el turbo sea visto como una buena alternativa por otras marcas. La pericia y conocimiento de Renault abrió así el camino para una nueva tecnología de motor.

En los años siguientes, la francesa demostró su supremacía como proveedor de motores al ganar el campeonato de constructores en varias ocasiones, entre ellas en cuatro años consecutivos, de 2010 a 2013.

Renault volvería al podio de la Fórmula 1 como equipo en los años 2005 y 2006, de la mano de . Por la escudería han pasado grandes nombres como los de Alain Prost, Nigel Mansell y Michael Schumacher. obtuvo su primera victoria en un circuito con un motor Renault, en 1985.

TAGS RELACIONADOS