Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

5 motivos por los que un auto puede sufrir una fuga de aceite | FOTOS

Una fuga de aceite puede significar un gran problema para tu auto. Te contamos cómo identificarlo.

Salimos de casa, encendemos el auto y lo movemos para ir a nuestro trabajo. Entonces vemos una mancha de aceite en el piso y nos preguntamos a qué se debe. Situación similar ocurre cuando, al conducir por las calle, sentimos un olor a aceite quemado.

Estas son solo algunas señales que nos indican que nuestro auto no anda bien. La pérdida de aceite es una de las razones más comunes por las que un conductor lleva su vehículo a un taller mecánico.

► ¿Cada cuánto tiempo se limpian los inyectores?
► Fiestas Patrias: 5 consejos para preparar tus neumáticos antes de salir de viaje

¿Cómo identificar el error? Los motivos pueden ser diversos. Por ello, conversamos con Gustavo Espinoza, gerente de Posventa de IncaPower, quien nos brinda algunos detalles de las causas que podrían estar originando este problema en nuestro auto.

1. Filtro de aceite. El aceite del motor de tu auto fluye continuamente a través de un filtro, el cual elimina las impurezas del fluido. Si este no se ha instalado correctamente o presenta daño en su sello, puede producir una fuga.

2. Tapón de drenaje de aceite. Si las roscas en el tapón de drenaje están desalineadas o desgastadas, el aceite puede escaparse desde aquí. Además, asegúrate que tenga el anillo adecuado y reemplázalo regularmente para asegurar un sello hermético.

3. La tapa de llenado de aceite. Esta es la tapa grande, redonda y extraíble ubicada en la parte superior del motor. Por lo general, tiene un símbolo de una aceitera en él. Aquí es donde se agrega el nuevo aceite durante los cambios o cuando necesita recargar el nivel de este. Si la tapa está floja, no está presente o el sello está gastado, la presión creada cuando el motor está funcionando puede causar una fuga de aceite.

4. La cubierta de válvula. Son cubiertas protectoras que se unen alrededor de los conjuntos de la válvula. Estas mantienen el aceite dentro del motor permitiéndole su circulación. Entre las cubiertas de la válvula y la culata donde se unen, hay juntas que proporcionan un sello entre estos dos componentes. Con el tiempo, estas juntas pueden corroerse y deteriorarse, provocando una fuga.

5. No cambiar el aceite. El aceite se deteriora a medida que envejece, produciendo lodo y otras sustancias corrosivas. Además, la suciedad, las partículas abrasivas, los fragmentos de metal y los subproductos de la combustión se acumulan a lo largo del tiempo. Si no se cambia el aceite, estos elementos pueden permanecer en el motor el tiempo suficiente como para desgastar las juntas y sellos, haciendo que fallen.

LA SOLUCIÓN
Espinoza asegura que, si la fuga es pequeña, podemos usar un aditivo para detenerla. Este producto es seguro y efectivo para la mayoría de las fugas. Recordemos que con el tiempo, los sellos del vehículo se desgastan y pueden secarse. Por ello, un aditivo correcto puede ayudar a que se hinchen de nuevo y evitar fugas.

Ten en cuenta que estos aditivos no funcionan en fugas severas. En estos casos, tendrías que llevar tu vehículo a un especialista.


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ