Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Servicios

Siguiendo estos consejos, cambiar una llanta será una buena experiencia

Solo debes tener cuatro herramientas básicas, estacionarte en un lugar seguro y plano para sacar esa llanta averiada.

Cambio de llanta

También necesitas un poco de fuerza para realizar esta actividad. (Foto: Pixabay) 

También necesitas un poco de fuerza para realizar esta actividad. (Foto: Pixabay) 

Muchas veces hemos visto a alguien tratar de cambiar una llanta o tal vez tú mismo has pasado por esa experiencia sin obtener ningún resultado positivo.

Si eres de aquellos que piensa que sacar un neumático pinchado y poner el de repuesto es bastante complicado, tranquilo. A continuación compartiremos algunos tips para que ese momento sea bueno y puedas continuar con tu trayecto.

► Cambian las cuatro llantas de un auto en menos de un minuto

► Más de cien autos 'queman llanta' a la vez en Australia

Juan Pablo Castro, ingeniero de Calidad y Garantía de Chevrolet, recomienda que lo primero que debes hacer antes de salir a manejar es colocar en tu vehículo cuatro piezas claves, las cuales serán importantes para cambiar una llanta.

“Todo vehículo debe tener una llave de ruedas, una gata, dado del seguro del perno y, por supuesto, una llanta de repuesto. Estos elementos son básicos para todo vehículo y necesarios para atender la emergencia”, recomienda el experto.

Si vas por la pista y se perfora una llanta, busca un lugar plano y seguro para estacionarte. Luego, prende tus luces intermitentes y coloca el triángulo de seguridad 30 metros detrás de tu vehículo para advertir que estás detenido por un desperfecto mecánico.

Seguidamente, saca tus herramientas y coloca la gata debajo de la puerta que está sobre la llanta pinchada. “Muchos carros nuevos tienen una marca que ya viene de fábrica, eso sirve como señal para colocar la gata”, detalla el especialista.

Una vez ubicada la gata, coge la llave de tuercas y afloja los pernos. Activa la gata para que tu carro suba y una vez elevado, retira los pernos.

Cambia el neumático averiado por el de repuesto, coloca los pernos y ajústalos un poco con la llave de pernos.

Baja tu automóvil y cuando llegue al suelo, termina de ajustar los pernos. Guarda las herramientas y continúa tu camino.

“Lo ideal es cambiar la llanta averiada en la primera estación de servicio que veamos, pero sobre todo si es una llanta de repuesto galleta, las cuales son delgadas y solo sirven para unos cuántos kilómetros”, agrega Castro.

Estas llantas ya vienen en los carros nuevos y se caracterizan por tener el aro negro y ser muy delgadas, por ello poseen un sticker amarillo donde advierte que solo puede usarse entre 80 y 100 kilómetros, luego hay que cambiarla por un neumático convencional.

Llanta galleta

La rueda galleta se caracteriza por tener un stcker amarillo que te anuncia cuánto kilometraje puede recorrer. (Foto: Pixabay) 

La rued galleta se caracteriza por tener un stcker amarillo que te anuncia cuánto kilometraje puede recorrer. (Foto: Pixabay) 

Con estos consejos te aseguramos que cambiar una llanta será tarea sencilla.

Tags Relacionados:

consejos

Cambio de llantas

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada