Módulos Temas Día

Carlos Alcántara: "Vamos al Mundial por la conexión del equipo"

Antes de estrenar la comedia romántica "El gran León", la cual ha producido junto a Tondero, el actor Carlos Alcántara habla de la coyuntura nacional con Somos

No se oía nada, pero una sensación extraña despertó a Jossey Lindley a las 4 a.m. Era ya el 16 de noviembre en las islas Canarias. Frente al televisor de aquel cuarto de hotel lloraba su esposo, Carlos Alcántara. Calladito, como un niño, con las manos en la cara, desconsolado. 

- ¿Qué tienes? ¡¿Qué ha pasado?!
- Perú... mundial... - sollozaba Carlos Alcántara.
- ¿Perdimos?
- No... al revés...
- ¿Y por qué lloras entonces?
- Por eso, 36 años... he esperado tanto. 

Levitando y desvelado llegaría el actor peruano dos horas después al set de Pérdida, el thriller que estaba filmando en España junto a un elenco internacional. En este hace de un brutal matón metido en una red de trata. Ese personaje, con el que cierra el año, se ubica a años luz –en cuanto a género cinematográfico y encanto– de León Godoy, a quien le tocó encarnar en mayo durante la hechura de la comedia romántica El Gran León, producida por Tondero y a estrenarse el 28 de diciembre. Aquí hace de un triunfador, un seductor al que nadie podría resistírsele si no fuera porque es de talla baja. Sobre el filme, las decisiones que viene tomando en su carrera y la intensa coyuntura que ha sacudido el Perú este año, hablamos con él. 

Carlos Alcántara

Carlos Alcántara comparte el guión de la nueva película 'El Gran León' con Gianella Neyra, Cristian Rivero, Patricia Portocarrero, Stefano Tosso, Hernán Romero, Martha Figueroa.

Carlos Alcántara comparte el guión de la nueva película 'El Gran León' con Gianella Neyra, Cristian Rivero, Patricia Portocarrero, Stefano Tosso, Hernán Romero, Martha Figueroa.

- La trama de El Gran León gira en torno a los prejuicios propios y ajenos. ¿Luchas hoy contra alguno?

Con prejuicios no, pero aún hay complejos e inseguridades que arrastro desde niño. Superarlos es un trabajo largo, pero estoy en proceso de terminar de aceptarme como soy. 

- ¿Qué inseguridad te acompaña más tiempo? 

Tengo un tema con mi cuerpo. Que si estoy muy gordo o flaco, que si he hecho músculo o no. En mi último viaje no me cuidé nada y he engordado, pero así son las vacaciones. 

- Esta cinta tenía ya una versión colombiana y otra argentina protagonizada por Guillermo Francella. ¿Viste la última? 

Sí, ahí me enamoré de la historia. Micky (Miguel Valladares, cabeza de Tondero) me dijo que tenía que hacerla. Hay un mensaje lindo... Nos reunimos con el director de esa versión y le compramos el guion. 

- ¿Cuánto mides? 

1.78 cm. 

- ¿Y tu personaje? 

1.36 cm. 

- Menuda logística… 

Es la película más difícil que me ha tocado hacer. Vino el mismo director de los efectos de la versión de Francella, Ezequiel Cezana, con unos diagramas de posición de la cámara, metrajes, ecuaciones y demás para las tomas. Luego se usó croma, para lo que he tenido que actuar con una pantalla verde detrás, frente a elementos verdes. Hubo que imaginarse que Gianella (Neyra) estaba hablando frente a mí porque no había nadie. Tenía que decirle “te amo” a la nada. Pero, además, gran parte de la filmación estuve arrodillado o en un carrito sentadito avanzando con los pies. Fue duro, pero valió la pena. 

(...) 

- El video que subiste a tus redes en el que ‘Machín’ se baña como pago de una apuesta hecha hace 20 años en el caso que Perú fuera al Mundial...

Dios mío, qué vergüenzaaaa... 

- ... ha llegado a más de 4 millones de personas. Lo han compartido 42 mil veces en Facebook... 

Yo estaba en Europa y Wendy (Ramos) y Johanna (San Miguel) comenzaron a decirme públicamente que pagara la apuesta. Y luego que Perú clasificó me dije: ¿por qué no lo voy a cumplir? Solo que ya no soy Machín, no tenía la nariz y sí el bigote largo por el papel del filme que estaba haciendo allá. Así que estaba en la ducha y me pareció el momento ideal para hacerlo. No pensé que iba a convertirse en todo eso. 

(…) 

- Fuiste vocero de la legalización de la marihuana medicinal, ello a partir de que tu hijo Lorenzo tiene diagnóstico de autismo. Ya se aprobó la ley, pero la madres de los colectivos exigen ahora el autocultivo.

Se ha dado un paso importante. Viene lo del autocultivo, pero eso tiene que ir poco a poco para que se regule bien. Porque ya sabes que no faltará al que lo detengan con varios kilos y diga: “no, son para hacer aceite” y en realidad es un traficante. A la marihuana siempre se la mete en el mismo costal que la cocaína y otros químicos. Pero la marihuana siempre ha estado en la tierra, cultivada con sol y agua. Es una planta medicinal. Hasta la misma planta de la coca tiene muchos beneficios, por eso la usaron nuestros antepasados. Ya que se le convierta en un químico destructivo, eso es otra cosa. Con educación, precisamente, puedes hacer entender que para quienes tenemos un hijo que lo necesita es una gran cosa saber que el cannabis se puede cultivar, se puede convertir en aceite y que puede darle calidad a tu ser querido y a tu familia. 

(…) 

- Hablemos de fútbol, del que eres fanático. ¿Por qué el Perú está yendo al mundial?

Eso responde a un gran cambio. A una nueva directiva, a un nuevo plan de trabajo a futuro, a dejar de estar pensando en nombres y estrellas para darle la oportunidad a un montón de chicos. Ahora hay compromiso, conexión. Antes había talento, pero no conexión... 

- Algunos seleccionados venían a vacacionar...

Venían a Lima a cumplir y a divertirse, además tenían muchas otras cosas en la cabeza. Yo soy futbolista, cuando juego y pienso que he dejado el carro mal estacionado ya no es lo mismo. Imagínate jugar pensado que si tu esposa se va a enterar si le sacaste la vuelta o que si me está esperando la otra chica, que la prensa, que el reloj que compraré. Este es un deporte tan lindo que si estás enganchado junto a tu equipo es imposible que algo grandioso no fluya. Perú está en el mundial porque está conectado como equipo, porque están saliendo a matarse en la cancha. 

- ¿Paolo Guerrero merece ir?

Creo que todos los que puedan aportar en la selección merecen ir. Pizarro, Lapadula... El que quiera matarse tiene que estar. Yo conozco desde niño a Paolo porque ha estado en el colegio de mi hijo, sé toda su historia. Él y solamente él sabe la verdad. Acá solo hablaré de Paolo futbolista y siendo así, claro que tiene que ir. 

- Y tú, ¿vas a Rusia?

De todas maneras. Lo digo acá delante de mi esposa, aunque me quede mirando. Ya separé mi tiempo y no sé cómo haré con las entradas... Me encantaría estar en la semifinal o en la final, pero con solo seguir a Perú ya seré feliz. 

Lea la entrevista completa este sábado en la edición impresa de la revista Somos

Tags Relacionados:

Rusia 2018

Carlos Alcántara

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías