La cola ayuda al perro a equilibrar y balancear su cuerpo cuando realiza actividades de mayor esfuerzo, como: saltar, trepar o caer.
La cola ayuda al perro a equilibrar y balancear su cuerpo cuando realiza actividades de mayor esfuerzo, como: saltar, trepar o caer.
Lucero Yrigoyen

“Un perro mueve la cola con su corazón”, escribió el poeta estadounidense Martin Buxbaum. La abanican de alegría cuando llegamos a casa o la esconden entre las patas cuando saben que han hecho una travesura. Y es que, a través de la continuación de la columna vertebral, los canes nos expresan sus emociones. Si aprendemos a descifrar su movimiento y posición sabremos si se sienten alegres, asustados, tensos o con intensiones de atacar.

Sobrevivencia

Además de expresar las emociones a través de esta, la cola ayuda al perro a equilibrar y balancear su cuerpo cuando realiza actividades de mayor esfuerzo, como: saltar, trepar o caer. Al nadar, también les sirve como timón para dirigir la dirección.

Por otro lado, a través de su movimiento, emanan señales olorosas que permiten su supervivencia en la naturaleza. Una cola elevada o que se menea ayudará a la expulsión del olor de las glándulas del ano -feromonas-, para atraer al sexo opuesto o marcar territorio. Por el contrario, en condiciones de peligro, una cola baja metida entre las patas impedirá que el olor se perciba para pasar desapercibido ante la presencia de un predador que esté cerca.

Cuidados

A la cola también hay que cuidarla muchísimo, en especial de las fracturas, pues esta no se le puede enyesar y será necesario operarla si se da el caso: colocándole clavitos, tornillos y láminas de titanio.Los accidentes más comunes en los perros y con los que se tiene que tener mucho cuidado son los golpes al cerrar las puertas y las pisadas que se dan de casualidad.

Leyendo la cola

- Movimiento de un lado a otro. Significa alegría, pero también nerviosismo.

- Círculos. Está alegre y con ganas de jugar.

- Levanta la punta. Demuestra dominancia.

- Baja alejada de las patas traseras. Se siente tranquilo y a gusto con su entorno.

- Movimiento lateral corto y rápido. Demuestra tensión. Además, si tiene las orejas dobladas hacia atrás y muestra los dientes va a atacar.

- Cola entre las patas. Siente miedo.

- Cola recta, horizontal, tiesa. Tiene interés por algo. Si el pelo está erizado esta dispuesto a atacar.

El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido informativo sobre el coronavirus.

VIDEO RECOMENDADO

Coronavirus en Perú: ¿quiénes son las pacientes asintomáticos?

Coronavirus en Perú: ¿Quiénes son los pacientes asintomáticos?


TE PUEDE INTERESAR


TAGS RELACIONADOS