elcomercio.pe

Más en Firmas

Firmas

Los 50 años de 'Hey Jude', por Pedro Suárez-Vértiz 

El día en que los Beatles cumplieron el sueño dorado de todo fan

Los 50 años de 'Hey Jude', por Pedro Suárez-Vértiz. (Ilustración: Nadia Santos)

Los 50 años de 'Hey Jude', por Pedro Suárez-Vértiz. (Ilustración: Nadia Santos)

El 8 de agosto, se filmó el revolucionario video de la canción Hey Jude de los Beatles. El rodaje se hizo dos semanas después de su osado lanzamiento en radios, pues la canción dura más de siete minutos. Los Beatles no grabaron el video hasta que Hey Jude saliera a la venta en Estados Unidos. Por eso no debutó de frente en televisión como All You Need Is Love. Hey Jude era el sencillo de rock más largo jamás lanzado. En esa época las canciones solían no exceder los tres minutos en promedio, y mucho menos en televisión.  

El video fue estrenado en Inglaterra, en el programa Frost on Sunday, de David Frost, cuatro días después de su filmación, y en blanco y negro. Se emitió por primera vez en América un mes después, el 6 de octubre de 1968.  

La historia detrás de la composición de Hey Jude surge cuando John Lennon se encontraba en pleno divorcio con Cynthia Powell. John y la artista experimental Yoko Ono ya eran amantes. Paul estaba entonces manejando a la casa de John para visitar a Julian, el hijo de cinco años de Lennon, a quien Paul quería mucho. McCartney sabía que Julian se encontraba confundido y triste, y aprovechó aquel largo viaje para componerle una canción consoladora. Es así como nació Hey Jules (apodo de Julian) don’t make it bad… Ya en el estudio Paul decidió cambiar Jules por Jude, que sonaba mejor. No existió ninguna mujer llamada Jude, fue un simple arreglo fonético. 

Ya de grande, Julian declaró: “Me sorprende cada vez que la escucho. Es extraño pensar que alguien haya escrito una canción sobre ti. Todavía me toca”. La razón detrás de aquel afecto es que Julian y Paul compartían más momentos juntos que John y Julian.  

Regresando a 1968, y aquí viene lo bueno: justo el día anterior a la filmación de Hey Jude se definió a los extras que aparecerían en los últimos cuatro minutos del video. Debían representar los na, na, nas del coro en el clip. Se incluyó a todos los fans de los Beatles que se pasaban infructuosamente los siete días de la semana a las afueras del estudio, y a amigos cercanos al equipo de producción. Se les reclutó en el mismo estudio Abbey Road mediante un pequeño contrato de compromiso.  

Al día siguiente, 8 de setiembre de 1968, en la mañanita, los extras llegaron al Twickenham Film Studio, en Londres. Ahí recién se les explicó que saldrían en el videoclip de la ya exitosa Hey Jude. Los mismos Beatles recibieron a los impactados fanáticos, sonriéndoles y saludándolos. Se les dio las respectivas instrucciones y se pusieron a rodar el video. La famosa toma final se repitió durante todo el día.  

Se usó la grabación sin voz principal como playback. Paul cantó en vivo durante toda la filmación. Los invitados tomaban refrescos y bocadillos. Luego de finalizar las tomas de Hey Jude, los extras fueron invitados a presenciar el rodaje de Revolution, como premio. La grabación concluyó a golpe de 10 de la noche y todos los extras se fueron en shock a sus casas. Experiencia única e irrepetible para cualquier beatlemaniaco. 

El director fue Michael Lindsay-Hogg, que había trabajado con ellos en los videos de Paperback Writer y Rain. Meses después del rodaje de Hey Jude, Lindsay-Hooh hizo The Rolling Stones Rock and Roll Circus, que no se publicó sino hasta 1996. 

Sin duda, Hey Jude es piedra angular en la música popular por varios factores. La canción tiene dos partes totalmente distintas. No tiene primera guitarra. Dura siete minutos. La segunda parte no tiene letra y dura tanto o más que la primera. El fade out –bajada de volumen– dura más de un minuto. Algo inaudito para la época.  

Años después aparecieron clásicos del rock como Layla, Stairway to Heaven, Bohemian Rapsody o I’m your Captain, con la misma estructura de Hey Jude. Es increíble la influencia de los Beatles en la historia de la música. Increíble historia para Julian Lennon también, y más increíble aún para los fans de la puerta de los estudios Abbey Road. // 

Esta columna fue publicada el 08 de agosto del 2018 en la edición impresa de la revista Somos.

Leer comentarios ()

Subir
Ir a portada