elcomercio.pe

Más en Firmas

Firmas

Cinco episodios que delatan la hermandad de Jefferson y Paolo

Desde los Reyes Rojos hasta la complicidad cuando celebran, este es un resumen de la historia futbolística de Farfán y el Guerrero de por qué son tan amigos

SU VIDA EN LOS REYES ROJOS

Av. Grau 662, Barranco. Podía tomar la 10E, la Chama. Y ahí, cuando baja del bus, uno de los primeros en darle el encuentro era un moreno de piernas flacas que venía del colegio Alfonso Ugarte de Santa Anita. Era Jefferson Farfán, que en 1996 tenía 14 años y ya era uno de los jóvenes aliancistas más talentosos del programa Los Reyes Rojos. Ese año, Paolo coincidió por primera vez en un salón de clases de tercero de secundaria. Dicen –quienes los conocieron de entonces- que la química fue instantánea, notable, cara. Farfán se llevaba a todos en los torneos de AFIM, Paolo hacía los goles. Se fueron de gira a Europa. Se compraron los primeros gorritos, los primeros relojes, lasprimeras zapatillas. Juntos.

PALABRA DEL DÍA: ALENTANDO

LA CAMISETA DEL REPECHAJE

La crisis emocional de la selección post sanción a Paolo no se vivía dentro: allí, Jefferson Farfán nunca dejó de tener contacto con Guerrero, con quien chateaba por Instagram todos los días. El 10 de Perú pensó que era momento de un respaldo unánime, un golpe de autoridad para que sepan en cadena nacional que el plantel peruano estaba con Guerrero. Entonces mandó a hacer los polos con los que el equipo titular salió a calentar. Y entonces habló con uno de los utileros por si, como le había pronosticado Paolo, él hacía un gol. Así nació el emotivo festejo, llorando, con la camiseta número ‘9’.

UN SUEÑO: LA LIBERTADORES CON ALIANZA

Tres años antes del Mundial de Rusia, Jefferson Farfán fichó por un equipo de Emiratos Árabes. Para sus críticos, el capítulo final de su carrera. Antes de viajar, Jefferson aceptó tener una charla conmigo sobre algunos episodios de su pasado (su estadía en la ‘U’ o su regreso a Alianza. Fue allí que hizo, por primera vez, esta pública declaración de principios:

¿En serio Paolo Guerrero quiere volver a Alianza y ganar la Libertadores? 

Sí, claro. Yo también. Lo hemos hablado. Es como un sueño que tenemos. Con Paolo y con Rinaldo también: jugar en Alianza unos meses y ganar la Copa. El clásico lo vi con unas ganas de estar ahí, pero ya llegará el momento.

EL CHAT ANTES DE LA DESPEDIDA DE PERÚ 

El 30 de mayo, un día del Perú-Escocia, Farfán y Paolo tuvieron una charla por Instagram que pasó desapercibida. Pistas que luego confirmarían la buena noticia de que Guerrero iba al mundial, tras conseguir la cautelar del Tribunal Federal Suizo. Jefferson posteó la noche anterior al anuncio: “Increíble motivación con mi hermano del alma PG9. Fe”. El rostro de Paolo delataba buenas noticias.

LA CELEBRACIÓN ANTE ESCOCIA

La despedida de Perú de Lima también tuvo mensajes cifrados. En el primer gol de Cueva, las manos enseñando el número 9. En el tanto de Farfán, lo mismo. El rumor de la mañana –instalado por el periodista Carlos Alberto Navarro, quien dio por hecho que el capitán iba a Rusia- se acomodaba con mejores pistas. Los hermanos de la vida estaban por cumplir su sueño: ya en. Todavía tienen otros capítulos que celebrar.

Leer comentarios ()

Subir
Ir a portada