elcomercio.pe

Más en Firmas

Firmas

El coach que le cambió el ‘chip’ a los jugadores de México, por Carlos Galdós

El fútbol ya no se está ganando solamente desde la técnica. Ahora la mente hace buena parte del trabajo. ¿Quién es Imanol Ibarrondo? Aquí su historia, por Carlos Galdós.

Entrenamiento mental, por Carlos Galdós

Entrenamiento mental, por Carlos Galdós. (Ilustración: Nadia Santos)

El fútbol ya no se está ganando solamente desde la técnica. Ahora la mente hace buena parte del trabajo. Sabedores de ello, los equipos son asesorados por ‘entrenadores mentales’, que luego de un arduo trabajo logran desinstalar miedos e instalar imágenes de éxito y confianza en cada jugador. No se trata de un trabajo de ‘motivación’ con frases y gritos típicos acompañados por unas cuantas groserías, como antiguamente se hacía. Estamos hablando de algo muy profesional que combina programación neurolingüística (PNL) y terapia Gestalt, entre otras técnicas.  

México puso fin a la maldición que lo acompañaba frente a Alemania. Todos hemos sido testigos de cómo la racha negativa se acabó nada más y nada menos que ante el campeón del mundo –eliminado este miércoles por Corea del Sur–, que desde 1978 tenía planchados a los ‘charros’. ¿Cómo se hace eso? Bueno pues, literalmente con una buena lavada de cerebro. El detergente milagroso se llama Imanol Ibarrondo, quien en su cuenta de Twitter dice de sí lo siguiente: “Acompaño a deportistas, líderes, equipos y organizaciones en sus procesos de (trans)formación”. En buen cristiano, es un coach mental (entrenador). 

Ibarrondo tiene como punto de partida la verdad: no les mete cuentos, no les atribuye fortalezas que no tengan, no les vende humo; les pinta la cancha desde sus fortalezas y los potencia, pero sobre todo les hace entender que nadie es responsable de su estado de ánimo, pero sí del tiempo en que cada quien decide convivir con ese estado de ánimo. ¿Cómo dice que dijo? En facilito: si alguien o algo te jodió el día, es válido que estés molesto, pero ojo: tú decides cuánto tiempo la molestia se apodera de ti o, peor aún, si la almacenas y se convierte en resentimiento. Tú (y yo) somos los dueños de nuestros destinos, los construimos minuto a minuto, cada decisión cuenta y pasar de un sentimiento negativo a uno positivo se llama rediseñarse. Así las cosas, Ibarrondo notó que los seleccionados mexicanos no disfrutaban los partidos porque tenían miedo de fracasar nuevamente, miedo de no cumplir con las expectativas de la hinchada y, peor aún, miedo de tomar decisiones; es decir, estaban paralizados.  

Una de las dinámicas del entrenador mental fue pedirle a cada jugador que le escribiera una carta de despedida a su miedo. Otra de las técnicas es la de las 7 Ps (presencia, preguntar, positivizar, potenciar, empatizar, procesar y pactar), metodología aplicada para ‘dejar que ocurra, no hacer que ocurra’, para que el futbolista fluya con el juego. Y como a las personas que hacen cosas importantes y transformadoras hay que seguirlas (al menos yo considero eso), comparto con ustedes la cuenta de Twitter de este señor. Además, al más fiel estilo Acuña, copiaré y pegaré sus textos (la diferencia es que yo no diré que son de mi creación; o sea, no robaré talento).  

@energizol escribe cosas como estas: “No serán solo tus conocimientos técnicos/tácticos ni tus sofisticados métodos de entrenamiento los que definirán tu éxito, sino tu capacidad para crear un vínculo poderoso que te conecte emocionalmente con tus jugadores, transformándote en un líder digno de su confianza y su compromiso”. 

“No es lo mismo divertirse que disfrutar. Divertirse es un placer evanescente que no requiere hacer ningún esfuerzo. Disfrutar exige poner en juego mis habilidades, esforzarse para afrontar desafíos, aprender y mejorar. Los retos existen para crecer. Se disfruta cuando se crece”.  

“Quejarse, buscar excusas y culpar a los demás, los tres recursos favoritos del cerebro para hacerse la víctima y decir ‘no puedo’, renunciando a mejorar, a crecer y a transformarse, incluso antes de intentarlo. Cada vez que te rindes, tu saboteador lo celebra. Él gana, tú pierdes”. 

“‘El miedo es una emoción, pero la cobardía es un comportamiento y, entre ambas está la capacidad del ser humano para elegir ser valiente, pues esa es su auténtica naturaleza’, J. A. Marina (filósofo). Valiente no es quien no tiene miedo, sino quien no se deja secuestrar por él”. 

Con ustedes, Imanol Ibarrondo, un personaje que vale la pena seguir en redes sociales en vez de tanta nadería a la que nos estamos acostumbrando. 

Esta columna fue publicada el 30 de junio del 2018 en la edición impresa de la revista Somos.

Tags Relacionados:

Carlos Galdós

Rusia 2018

Leer comentarios ()

Subir
Ir a portada