Módulos Tomas de Canal
elcomercio.pe

Más en Firmas

Firmas

"Desmadre aprista", por Juan Carlos Tafur

Entre los más de veinte candidatos que postulan a la alcaldía de Lima destaca una ausencia importante, la del APRA. La crisis institucional del partido más longevo del país no cesa y explica los sinsabores del presente

Hernán Garrido Lecca

Finalmente, Hernán Garrido Lecca no postulará a la alcaldía de Lima por el APRA.

Cuando el miércoles 2 de mayo, a las 7 de la noche, a pocas horas del cierre del plazo para formalizar su anunciada candidatura, Hernán Garrido Lecca le hizo saber a la militancia que ya no iba, los dejó a todos estupefactos. HGL adujo falta de apoyo de bases y dirigencia, lo que era cierto, pero no se debía a algún encono personal en su contra, sino simplemente a que hoy por hoy el partido está desmovilizado. 

“Era difícil que Hernán encontrase respaldo activo. Hay por ejemplo 18 bases distritales desactivadas, las broncas entre facciones continúan y además muchos de los convocados no aceptaron postular. En todo caso, no es la primera vez que Garrido Lecca se aparta, ya lo hizo en el 2002 cuando se abstuvo a último momento de postular al Gobierno regional del Callao”, nos señala una fuente partidaria. 

Hubo varios nombres voceados para acompañar la fallida postulación de Garrido Lecca. Se habló del general y ex titular de Interior Miguel Hidalgo, el ex ministro de Trabajo Jorge Villasante, Otto Guibovich (ex ministro de Defensa), Rosario Fernández (ex ministra de Justicia), todos compañeros de gabinete de HGL. Pero ninguno habría aceptado. Solo lo habría hecho Nidia Vílchez, ex titular de la cartera de Mujer. 

Hubo, inclusive, una suerte de efecto virtuoso cuando se barajó su postulación. Todos los grupos enconados –los cuarentones, los mulderistas, los delcastillistas y los propios alanistas– empezaron a mirar con interés la apuesta y a esbozar nombres para aportar a la lista de regidores. Todo ello naufragó cuando el ex ministro de Salud se salió de la carrera. 

Sigue líos
A partir de la publicación de una foto en redes sociales, donde se ve a Mauricio Mulder y a Jorge del Castillo sonrientes, se especuló respecto de una posible reconciliación entre ambos. La verdad es que la pugna sigue en pie sin ninguna concesión. 

No solo eso. También es un secreto a voces el encono que existe entre el mencionado Mulder y nada menos que el secretario general del partido, Elías Rodríguez, a pesar de que fueron de la mano en el último proceso electoral interno, justamente enfrentados al sector de Del Castillo

Lo que sucede es que Mulder le atribuye impericia política a Rodríguez, no haber actuado con propiedad en la dirección partidaria y, sobre todo, no haber sabido responder a las observaciones que el sector de Del Castillo hizo al proceso del Congreso Nacional y la elección del CEN, que es uno de los grandes problemas que el APRA enfrenta para participar en plenitud de derechos en el proceso electoral municipal y regional. 

Ha habido hasta tres reuniones de los secretarios generales distritales, las últimas el 28 de marzo y el 23 de abril, y allí se decidió que el partido fuera en una lista con su propio símbolo, no en alianzas. 

Ello en respuesta al eventual acercamiento que en algún momento del año pasado se produjo respecto de la hoy confirmada candidatura de Renzo Reggiardo. Cuando se llegaron a plantear algunas conversaciones en ese sentido, se le ofrecía a Reggiardo la ventaja de que esa potencial alianza podía ayudar a desmovilizar algunos cuadros de Enrique Cornejo, quien es contendor de fuste para Reggiardo. Al final, las tratativas no prosperaron y el APRA decidió ir solo. 

Como se sabe, el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) ha observado la inscripción del CEN y del proceso electoral del Congreso Nacional donde se le eligió. No queda claro si eso puede impedir al APRA presentarse en esta contienda, pero la incertidumbre ha matado muchas expectativas. 

Caos regional
En Cusco, por ejemplo, se iba a ir en alianza con Restauración Nacional, pero las dudas legales hicieron naufragar el pacto y al final el partido del pastor Lay va con la espiga como símbolo, aunque con los candidatos al Gobierno regional y a la provincial del Cusco, miembros del partido aprista. Allí postularán el ex congresista Luis Wilson a la regional y Franz Chevarría a la provincial. 

En Trujillo, la cuna del aprismo, la cosa también está caliente. Iba Paul Rodríguez, actual alcalde del populoso distrito de El Porvenir –quien de ser allegado a Elías Rodríguez ha terminado peleado con él–, pero en las elecciones internas del pasado domingo, que movilizaron a cerca de diez mil participantes, se impuso Luis Carlos Santamaría para la candidatura al Gobierno provincial. Al menos, eso dice uno de los bandos del tribunal. Otro, que se autoproclama el legítimo, dio como ganador a Rodríguez. 

En Lima no se sabe qué va a pasar. Ayer viernes se definía ello. Por el cierre de esta edición no podemos consignar tales hechos, pero cuando se cayó lo de Hernán Garrido Lecca surgieron los nombres de Renzo Ibáñez y Renán Núñez (cómo será el desorden que, cuando a mitad de esta semana el secretario general Elías Rodríguez fue entrevistado en un medio radial, ni siquiera se acordaba del apellido de este último). 

Para salvar el impasse con el JNE se quiere convocar a una Convención Electoral, pero según nos señala un abogado allegado a la cúpula partidaria, eso requeriría que esa Convención esté formada por delegados elegidos por las bases. Y eso ya no da tiempo de organizarse. 

Si se suma a eso la desafección de las bases para comprometerse en el proceso electoral, el panorama completo pinta mal. “Cuando el pasado 7 de mayo, el presidente del Tribunal Nacional Electoral, Moisés Tambini, leyó la relación de candidatos inscritos, daba pena. Ni siquiera completábamos Lima”, nos indica una fuente partidaria. 

Lo que es más grave, en la capital muchos de los inscritos como candidatos distritales amenazan con retirarse si el partido no lanza candidato a la provincial. En esas está el APRA

La sombra de Alan
Mientras todo esto ocurre, el líder máximo del aprismo, Alan García, guarda profundo silencio. No se juega en favor de una opción u otra. Es verdad que con el que más rencores alberga es con Jorge del Castillo, pero en la práctica, en la lucha que aquel sostiene con Mauricio Mulder, García no ha movido fichas en favor de ninguno. 

Inclusive, en este trasiego electoral municipal o regional, García ha decidido quedarse al margen. “A todos les dice que sí, que los va a apoyar, pero ni siquiera con alguien considerado su allegado, como Garrido Lecca, Alan dijo algo”, nos señalan. 

MÁS EN SOMOS...

Tags Relacionados:

Apra

Hernán Garrido-Lecca

Leer comentarios ()

Subir
Ir a portada