elcomercio.pe

Más en Firmas

Firmas

Escalera al plagio: se reabre polémico juicio a Led Zeppelin, la columna de Pedro Suárez-Vértiz

Jimmy Page y Robert Plant planean luchar por lo que consideran su obra más preciada.

Escalera al plagio: se reabre polémico juicio a Led Zeppelin, la columna de Pedro Suárez-Vértiz

Escalera al plagio: se reabre polémico juicio a Led Zeppelin, la columna de Pedro Suárez-Vértiz

El copiar o emular una melodía y registrarla como propia está penalizado, sin importar si fue una coincidencia creativa involuntaria. Muchas veces el plagio es evidente. Otras veces es más implícito y requiere de expertos para poder notarlo. Un caso famoso y reciente de lo último es la canción de Robin Thicke Blurred Lines. Este artista fue acusado de plagiar uno de los temas más famosos de Marvin Gaye, Got To Give Up. La imitación no es notoria, pues la melodía es completamente distinta. Sin embargo, la batería, la percusión, la acentuación del bajo y el tempo son los mismos. Antes de este caso, solo se penalizaba la copia de la melodía. Esta sentencia marcó entonces el precedente de que el acompañamiento o la atmósfera de una canción también se evalúan como elementos de plagio.

Esto pone todo más difícil hoy para los compositores y productores. Pues si esta norma hubiera existido en la época del rock n’ roll de los 50 o en la era disco de finales de los 70, todas las canciones de esos géneros serían la misma. Robin Thicke finalmente tuvo que pagar 5,3 millones de dólares por la violación de derechos de autor de la canción.

Pero el plagio musical también puede ser aprovechado marketeramente, como bien lo hizo Madonna. La canción Born This Way de Lady Gaga fue un hit en su momento. Impulsó a la fama a la cantante y fue celebrada por las estrellas más grandes de la música. “Es la canción más gay que he escuchado”, dijo Sir Elton John. Pero se creó mucha polémica en las redes debido al incuestionable parecido de la canción con Express Yourself, de Madonna.

Pero la astuta Madonna no optó por denunciar a Lady Gaga. Más bien se subió al coche de la popularidad de la joven artista para ganarse a sus millones de jóvenes seguidores y así seguir perpetuándose. La sexagenaria cantante dijo sentirse halagada e incluso cantó en vivo un remix de las dos canciones.

Estas nuevas consideraciones para determinar un plagio han sido los argumentos para reabrir el caso contra Led Zeppelin por Stairway To Heaven. Esta canción fue denunciada por el parecido de su introducción con el inicio de la canción Taurus, de la banda Spirit, la cual fue lanzada tres años antes. El inicio de ambas canciones es indudablemente el mismo. El guitarrista de la banda Spirit, Randy Wolfe (también llamado Randy California), original compositor de Taurus, falleció en 1997 sin haber denunciado jamás a Led Zeppelin. Pero Michael Skidmore, fideicomisario de Wolfe, levantó finalmente una denuncia en contra de Led Zeppelin en el 2015. Muchas veces los acusados dicen que no conocían la canción copiada. Esto se debe a que la mayoría de bandas o artistas plagiados son desconocidos.
Pero en este caso Spirit no solo fue una banda que logró el exito antes que Led Zeppelin, sino que los mismos Robert Plant y Jimmy Page fueron teloneros de Spirit cuando Led Zeppelin se estaba iniciando. Hasta hicieron gira con ellos. Así que el conocimiento de la canción Taurus por parte de Led Zeppelin existió comprobadamente. En el 2016, Page y Plant se defendieron diciendo que la secuencia de acordes del arpegio introductorio de ambas canciones era un patrón tradicional típico y de dominio público. Finalmente, ese año el jurado se inclinó hacia los integrantes de Led Zeppelin y el caso no avanzó más.

Pero el mes pasado se reabrió el caso por unas aparentes malas indicaciones del juez al jurado sobre cómo determinar si hubo plagio o no. En caso se revuelva la sentencia a favor del demandante, Led Zeppelin tendría que pagar millones de dólares por la deuda desde 1971 con el supuesto autor original. Sin embargo, Jimmy Page y Robert Plant no planean ceder, sino luchar por lo que ellos consideran su obra más preciada.

Cabe resaltar que otro clásico de Led Zeppelin, Whole Lotta Love, copió todo su primer verso de una canción de Muddy Waters –escrita por Willie Dixon– llamada You Need Love. La banda llegó a un acuerdo con Dixon y desde 1985 la autoría del tema es ‘Page-Plant-Bonham-Jones-Dixon’. El problema con Stairway To Heaven es que el supuesto autor original no está vivo. Por lo tanto, no se podría pactar un acuerdo con él. Esto obligaría a Led Zeppelin a indemnizar inevitablemente. Mucha suerte a quienes sean realmente los autores. //


Tags Relacionados:

Somos

Pedro Suárez Vértiz

Leer comentarios ()

Subir
Ir a portada