Módulos Tomas de Canal
elcomercio.pe

Más en Firmas

Firmas

Las estrellas de las estrellas: el rock y su fascinación por el universo, por Pedro Suárez-Vértiz

"Esta rama del esoterismo siempre ha calado hondo en el misticismo de los artistas. Hay una suerte de obsesión con lo mágico y misterioso, sobre todo en el rock"

Las estrellas de las estrellas: el rock y su fascinación por el universo, por Pedro Suárez-Vértiz

Las estrellas de las estrellas: el rock y su fascinación por el universo, por Pedro Suárez-Vértiz

La astronomía y la astrología son dos conceptos muy diferentes, pero si no son correctamente definidos, pueden confundirse. A primera vista, ambos contienen las mismas características, pero enfoques esencialmente opuestos. Según la RAE, la primera es la “Ciencia que trata de los astros, de su movimiento y de las leyes que lo rigen”. Por otro lado, la astrología se detalla como: “Estudio de la posición y del movimiento de los astros como medio para predecir hechos futuros y conocer el carácter de las personas”. Conclusión: la astronomía es una ciencia; la astrología, una creencia.

El más básico ejemplo para darle vida a la astrología en nuestras mentes son los signos del Zodiaco. Estos son doce, al igual que los meses de un año. La astrología pretende definir la base de tu personalidad con solo saber la fecha exacta de tu nacimiento. Otra herramienta son las cartas astrales, gráficos que nos ayudan a entender la influencia de los astros en la vida de las personas.

Esta rama del esoterismo siempre ha calado hondo en el misticismo de los artistas. Hay una suerte de obsesión con lo mágico y misterioso, sobre todo en el rock. El hecho más tangible de este fenómeno es serio: lo protagonizó Jimmy Page, el célebre guitarrista de la banda británica Led Zeppelin.

El músico abrió una librería y editorial de ocultismo llamada Equinox, en Londres. La tienda estaba dividida con paneles de vidrio grabados con dioses egipcios, incluidos Thoth, Horus y otros. Todas las estanterías eran de estilo art déco neoegipcio negro, con una tenue iluminación en todas partes. En las paredes colgaban pinturas de los ocultistas Alister Crowley y Austin Osman. La tienda nunca fue diseñada para ganar dinero, sino solo para poder publicar libros. Page escribió en una autobiografía: “No había una librería en Londres con una buena colección de libros de ocultismo y yo andaba muy frustrado por no poder obtener los libros que quería”.

Los dos primeros libros de la también empresa editorial fueron The Book of Goetia, traducido por Aleister Crowley; y Astrology, A Cosmic Science, por Isabel Hickey. Pero en 1979 el contrato de arrendamiento de la tienda expiró. Jimmy admitió que no iba a funcionar como debería sin algunos cambios drásticos en lo administrativo y prefirió no complicarse. Lo que quería era que la tienda fuera un punto de convergencia para los interesados.

Pero la astronomía no se queda atrás como un ejercicio paralelo al arte, aunque sea un ejercicio más cuadriculado y menos abstracto. Uno de los factores más importantes es que la astronomía basa sus estudios en el famoso método científico. Existen varias maneras de aplicar este método pero todas se resumen en seis simples pasos: preguntar, investigar, plantear una hipótesis, testear la hipótesis, comparar resultados y establecer una conclusión. Este plan aparentemente frío y carente de sentimiento encierra una obsesión por el entendimiento de la creación. La esfera celeste inspiró muchísimas grandes obras, como La noche estrellada, de Van Gogh; Lucy in the Sky with Diamonds, de los Beatles; o La guerra de las galaxias, de George Lucas. Pero quien sí llegó a la cúspide del asunto fue Brian May, guitarrista de Queen.

May intercambió la música por su otra pasión, la ciencia, y no estoy hablando de un pasatiempo. May, quien tiene un doctorado en Astrofísica, tuvo la oportunidad de analizar y obtener información de Plutón en tiempo real, trabajando en imágenes estéreo –3D– con el Equipo de Geología, Geofísica e Imagen (GGI). Fue designado como el investigador principal y colaborador científico de New Horizons. El astrofísico y Dr. Brian May fue reconocido oficialmente durante una sesión informativa sobre ciencia de esta organización, el 17 de julio de 2015, en la sede de la NASA. Tiene un blog sobre sus experiencias, comparte sus imágenes estéreo del espacio y estudia temas muy complejos como el sistema solar, los agujeros negros, las nebulosas, galaxias, estrellas, etc. Sin duda, los astros aman a los astros. //

Tags Relacionados:

Pedro Suárez Vértiz

Somos

Leer comentarios ()

Subir
Ir a portada